Maduro acusa a EEUU de someter a Venezuela a un “acoso permanente”

Venezuela's President Nicolas Maduro (R) and his wife Cilia Flores arrive at the United Nations Human Rights Council for a special session in Geneva, Switzerland November 12, 2015. REUTERS/Denis Balibouse
|

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas un “acoso permanente” a la nación caribeña para “aislarla” de la comunidad internacional: “Venezuela enfrenta un acoso permanente y la manipulación del tema de los Derechos Humanos mediáticamente concebido para intentar aislar a nuestro país”, dijo durante una sesión extraordinaria en la sede de la ONU en Ginebra.
Maduro sostuvo que el objetivo es “intentar proteger a quienes conspiran contra la patria”, entre los que mencionó al “imperio” y sus aliados, en alusión a Estados Unidos.
El líder chavista restó importancia a esta ofensiva, recordando que “no es la primera vez que algún funcionario imperial” lanza “acusaciones temerarias” contra Venezuela. “Y tampoco sería la primera vez que derrumbemos esas mentiras”, advirtió.
Las declaraciones de Maduro se produjeron solo unas horas después de la detención de su sobrino y su ahijado del presidente acusados formalmente por una corte federal de Manhattan de conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos
Flores, sobrino de Cilia Flores, la mujer de Maduro, y Campos, ahijado de Maduro, fueron detenidos el fin de semana en Haití después de que intentaran vender 800 kilos de cocaína a agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que se hacían pasar por narcotraficantes.
Estas detenciones podrían dinamitar la relación entre Estados Unidos y Venezuela, que acusa insistentemente a su vecino del norte de lanzar una campaña internacional para desprestigiar al Gobierno de Maduro y propiciar su caída.
El político bolivariano también cuestionó la hegemonía de ciertos estados en el contexto de la ONU. “Nadie puede venir a enarbolar un sistema para imponérnoslo a todos. Cada quien respetando su ritmo”, reclamó.
Como ejemplo de las singularidades de cada país, Maduro mencionó “la construcción de los Derechos Humanos” en la Constitución venezolana impulsada por Hugo Chávez, que “por primera vez agrupó un conjunto de dimensiones que pone como centro al ser humano”.
“Falta mucho por hacer para consolidar un sistema de Derechos Humanos, para consolidar un cuerpo colegiado, colectivo, que permita ir estableciendo un verdadero diálogo civilizado” sobre la materia, lamentó.
Maduro aprovechó este foro para defender la eficacia del sistema electoral de cara a los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, en los que por primera vez en 14 años el “chavismo” podría perder la mayoría en la Asamblea Nacional.
“Creo que Venezuela es el único país del mundo en el que se hagan tantos procesos de verificación del funcionamiento del sistema electoral”, y reveló que hay hasta 25 auditorías antes de la cita con las urnas. Además, y aunque no se pronunció sobre la observación internacional más allá de Unasur, invitó “cordialmente” a “todos los representantes de los gobierno y organismos que quieran participar en esta fiesta de la democracia”.

Maduro acusa a EEUU de someter a Venezuela a un “acoso permanente”