Las vacaciones de los gallegos fuera de la comunidad bajan en agosto

Una turista se hidrata durante un paseo por Córdoba | efe
|

Los gallegos redujeron un 48% los desplazamientos por vacaciones fuera de Galicia durante el mes de agosto, de acuerdo con un informe de Abanca realizado mediante técnicas de “big data”, de la geolocalización de los establecimientos de ocio en los que realizaron sus pagos.

En concreto, el observatorio “Abanca by Ieside” publicó ayer su quinta entrega, que se dedica a analizar la evolución de la actividad comercial en Galicia entre el 20 de julio y el 30 de agosto.

El informe busca conocer los desplazamientos de los gallegos en sus vacaciones, “este año más centradas en Galicia”. También muestra la evolución de los municipios con restricciones, cuyo efecto se hizo notar “de forma clara en ocio y comercio minorista”; y constata “cierta desaceleración” tras el “fuerte repunte” observado en julio, según señala.

Así, el número de gallegos que pasaron sus vacaciones en otra comunidad se redujo un 38% frente a agosto de 2019. 

En el caso de los desplazamientos fuera de España, la caída fue aún mayor, del 62%. Los viajes al extranjero se concentraron en Portugal, que recibió el 73% de las salidas de los gallegos, frente al 45% de hace un año.

En esta segunda etapa de la “nueva normalidad”, la actividad económica se desaceleró hasta situarse en niveles pre-covid, y el gasto se situó por debajo (-3,4%) del mismo periodo de 2019.

Si se consideran solo las compras en Galicia, el nivel de gasto de los gallegos es un 2,8% superior al año pasado, favorecido por el menor desplazamiento fuera de la comunidad autónoma.

Abanca vuelve a constatar el menor uso del efectivo, cuya utilización cayó un 14% en los últimos doce meses en beneficio de otros medios de pago, en especial las tarjetas, que muestran un crecimiento del 11% y constituyen, con el 47% de los pagos totales, la opción mayoritaria.

El informe también refleja el impacto de los rebrotes sobre la actividad en las zonas afectadas por las restricciones. En el caso del ocio, la actividad de los municipios afectados llegó a ser 68 puntos inferior al resto de la provincia y un 31% inferior a los niveles del mismo periodo de 2019.

Por su parte, el comercio minorista también se resintió y experimentó en las zonas afectadas una reducción del 9% respecto al mismo periodo del año anterior, frente a un aumento del 8% del resto de municipios.

Las vacaciones de los gallegos fuera de la comunidad bajan en agosto