“La verdad es que hasta hoy no he leído nada negativo sobre mí”

|

El Ideal Gallego-2011-07-22-014-4db1207c jane joyd cantante

La coruñesa Jane Joyd acaba de volver de Benicàssim para meterse en salas pequeñas, su principal hábitat, y seguir evolucionando en un proyecto que crece y no deja de dar estirones. De momento, a nadie le han salido sapos de la boca para hablar de lo que la cantante hace.

entrevista de marta garcía márquez

Calló las bocas de los que pasaban. Los que la conocían de oídas y a los que simplemente les picó la curiosidad  a eso de las seis de la tarde, cuando el cuerpo empieza a tener mono de directo.

Jane Joyd fue voz en Benicàssim y también batería y acordeón. Una experiencia “delicia”, señala, que no ha hecho más que multiplicar los decibelios de su música a nivel mediático. La coruñesa asegura tener licencia para fusionar porque su pasado ecléctico le dice que ha llegado la hora de experimentar. Por eso, se va a por las cuerdas y los vientos y añade un coro a un próximo proyecto que cuenta terminar para finales de año.
—¿Cómo ha sido su experiencia de tocar en el FIB?
—Muy buena. Una experiencia que no había tenido antes ni como público, ni como artista, y las críticas han sido muy buenas. Una delicia.
—Y eso que el directo estaba fijado para una hora un tanto fría.
—Abrimos la jornada del viernes, a las seis de la tarde, y sí, a pesar de ser el primero, hubo gente que nos conocía y vino con la intención de vernos, y otros que acabaron viéndolo.
—Dicen los testigos que en un par de canciones que interpretó sola y sin batería, la gente se quedó callada.
—No contábamos con eso porque en este tipo de festivales la gente va a ver conciertos y no te va a ver a ti solo. Anda por allí y es cierto que algunos te conocen pero no contábamos con ese silencio que normalmente suele haber en una sala pequeña donde es más controlable la acústica y estamos más acostumbrados a tocar.
—Ha sido todo como muy rápido, ¿le ha dado tiempo a digerirlo?
—El hecho de ganar el proyecto Demo implica mucha repercusión a nivel mediático, además de tocar en el FIB. Esto hace que estemos continuamente en los medios y que lleguemos más rápido a la gente.
—Preparan un disco para otoño. ¿Cómo va la grabación del mismo?
—Estamos preparando un EP para finales de año, que va a ser muy diferente a la anterior grabación porque mi estilo está evolucionando y en el otro, los temas venían de muchos años atrás. Fue como un cómputo de lo anterior.
—¿Cómo ha encontrado su sitio en la música?
—Como he tocado en bandas eclécticas tanto de pop, rock como de funky, no tengo limitaciones estilísticas y a medida que pase el tiempo seguiré experimentando aunque siempre partiré de lo acústico porque los temas salen de una voz y de una guitarra.
—Dice que Jane Joyd evoluciona pero, ¿hacia dónde?
—Quiero potenciar el sonido de cuerdas y vientos y las voces a nivel coral.
—¿Pudo adelantar algo de lo nuevo en la cita de Benicàssim?
—No, en el FIB toqué lo anterior porque tampoco pude llevarme una banda conmigo para ofrecer las cosas nuevas. Solo me acompañé de una batería y un acordeón.
—Además de la actuación de ayer en Le Club, ¿tiene programada alguna más en la ciudad en las próximas semanas?
—El próximo viernes tocaré en el Barlovento de Monte Alto porque son conciertos que tenía cerrados desde hace tiempo y, en cuanto a festivales, hasta el momento no participaré en más, después del Sinsal y el Vigo Transforma.
—Fueron citas de las que salieron críticas igual de positivas.
—Sí, la verdad es que hasta hoy no he leído nada negativo. Es todo una delicia.
—Le da mucha importancia a la imagen, supongo que por su afición a la fotografía. ¿Tiene pensado encargarse de la edición del disco?
—Me gusta, sí, y no hay nadie que tenga más claro lo que quiero hacer como yo, así que si puedo  me encargaré de editarlo entero, incluyendo el diseño y la fotografía.
—¿Una personalidad fuerte ayuda a saber por dónde puedes pisar?
—Más que una fuerte personalidad, es tener las cosas claras y saber lo que quieres hacer. Eso hace que todo el proyecto tenga una coherencia musical y de imagen.
—¿Le molesta que la comparen con Russian Red?
—No me molesta porque me están comparando con alguien que es y fue un fenómeno mediático, pero aunque puede que una primera fase, si ves a una chica con una guitarra, digas que es otra Russian Red, lo cierto es que mi proyecto no tiene nada que ver. Lo que pasa es que aquí hay ciertos prejuicios que todavía están ahí y que son difíciles de quitar con el tiempo. Sé que en cuanto mi proyecto tome personalidad, se desvinculará de todo esto.

 

“La verdad es que hasta hoy no he leído nada negativo sobre mí”