El G-20 advierte de que la recuperación de la economía global es “muy débil”

de guindos, en el centro, durante la reunión de los ministros de finanzas del g-20 en moscú efe
|

Los ministros de Finanzas y los jefes de los bancos centrales del G-20 advirtieron ayer en Moscú que la recuperación de la economía global es demasiado débil y rechazaron tajantemente participar en “guerras de divisas” para no dañar la estabilidad económica y financiera.

Los líderes de las Finanzas de la organización que sienta en la misma mesa a las economías más desarrolladas junto con las más pujantes del mundo observaron “brotes de estabilidad” en el inicio de este año, que “marcará tendencias hacia el crecimiento o la recesión”, dijo en rueda de prensa el titular ruso, Antón Siluanov.

Los ministros rechazan una “guerra de divisas” para no dañar la estabilidad financiera

“Gracias a las importantes medidas políticas adoptadas en Europa, Estados Unidos y Japón, y a la estabilidad de la economía china, los principales riesgos para la economía mundial han disminuido”, señala el comunicado final de la reunión celebrada en la capital de Rusia, país que desempeña la presidencia rotatoria del G-20 este año.

Al mismo tiempo, la nota advierte de que “persisten riesgos importantes y los ritmos de crecimiento de la economía mundial aún siguen siendo demasiado débiles, y los niveles de desempleo en algunos países son inaceptablemente altos”.

 

esfuerzos

El comunicado también llama a aunar esfuerzos para fortalecer la unión económica y monetaria de la eurozona: “En estas circunstancias se requiere aplicar esfuerzos consecuentes para fortalecer la unión económica y monetaria de la eurozona”.

Además, insta a “eliminar la incertidumbre relativa a la situación fiscal de EEUU y Japón e incrementar las fuerzas internas de demanda en los países con superávit en sus operaciones por cuenta corriente, tomando en consideración las condiciones particulares de los grandes productores de mercancías”.

Aunque en los prolegómenos de la reunión ministerial muchos expertos apuntaban que las “guerras de divisas” serían el centro del debate, no fue así gracias a la unidad de todos los países en este asunto.

“No hubo debate, porque todos teníamos la misma postura. No podemos ni hablar de guerra de divisas. El mercado es quien debe decidir las cotizaciones y los bancos centrales no deben intervenir”, indicó Siluanov.

El comunicado final insiste en que los miembros del G-20 se abstendrán de “devaluaciones competitivas de divisas” y también “de todas las formas de proteccionismo”, decisión que saludó la directora del FMI, Christine Lagarde.

Mientras, el Banco de Inglaterra medita rebajar el tipo de cambio de la libra esterlina para armonizar la economía del Reino Unido, según el miembro del comité de Política Monetaria del banco central Martin Weale.

El G-20 advierte de que la recuperación de la economía global es “muy débil”