Enero definirá el futuro

Lendoiro debe llegar a un acuerdo con Hacienda antes de la junta de acreedores susy suárez
|

Enero se presenta como uno de los meses más trascendentales de la historia del Deportivo. Será fundamental para la viabilidad económica de la entidad y evitar la liquidación y marcará un punto de ruptura con los últimos 25 años del club con el nombramiento de un nuevo presidente.
El año 2014 comenzará fuerte. El Deportivo no podrá pestañear. Cumplirá un año en concurso de acreedores y por cuarta vez cambiará de juez. Será la primera modificación significativa. Esta semana tomará posesión del cargo Roberto Niño Estébanez, hasta ahora titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Peñaranda de Bracamonde (Salamanca).
En las últimas semanas, los autos relacionados con el concurso del Deportivo los ha emitido el juez de lo Mercantil número 1 de A Coruña, Pablo González-Carreró Fojón. Él se ha ocupado del caso del Deportivo como transición entre Rafael García y Roberto Niño.
García ocupaba provisionalmente la plaza del Mercantil número 2 de A Coruña, en el que había sustituido a la jueza que comenzó el proceso, Zulema Gento, quien fue trasladada a la Audiencia de Lugo.
La jueza fue la que determinó que el Deportivo fuera tutelado en el concurso por la sociedad AD Cryex, que en varias oportunidades ha pedido que el concurso pasara de intervención a suspensión, pero solo lo ha conseguido este mes de forma exclusiva para la reformulación de las cuentas en uno de los últimos autos que emitió Rafael García. En el resto de la gestión del club, el consejo de administración ha mantenido sus funciones aunque con la supervisión y el control de los administradores concursales.
Las cuentas reformuladas por el administrador concursal deben ser entregadas al juzgado antes de la junta de acreedores del 10 de enero. Esta se celebrará a las 10.30 horas en la sala de vistas de la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña y se someterán a votación las propuestas de convenio del Deportivo y Hacienda. El club se esforzará por llegar a un acuerdo con el Fisco antes de la junta de acreedores ya que, de lo contrario, la Agencia Tributaria podría pedir la ejecución de embargos y una vez que se acepte el convenio, el Deportivo no dispondrá de segundas oportunidades. Si no puede cumplir, correrá el riesgo entrar en liquidación.
Once días después de la junta de acreedores, se celebrará la asamblea de accionistas en la que se nombrará el nuevo consejo de administración.
La carrera electoral llegó a tener cinco aspirantes, pero se ha quedado en tres después de los abandonos de Paco Zas y Augusto César Lendoiro. Mantienen el pulso Tino Fernández, Germán Rodríguez Conchado y Manuel López Cascallar. Esta semana intentarán llegar a un acuerdo sobre el sistema de votación de la asamblea del 21 de enero. n

Enero definirá el futuro