El jefe de la Casa del Rey pide que el juez cierre pronto el “martirio” que supone el caso “Nóos”

GRA243. POZUELO DE ALARCÓN (MADRID), 30/09/2013.- La Reina Sofía, acompañada del jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, a su salida del Hospital Quirón Madrid, tras visitar al Rey Juan Carlos, que se recupera en dicho centr

El jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, prefiere no “especular” sobre la conclusión judicial del caso “Nóos”, si bien pide que el juez José Castro “termine pronto” la instrucción de un sumario que “lleva ya tres años largos abierto” y cuya prolongación resulta “un poco un martirio” para la Corona.
Spottorno precisó ayer que la Casa del Rey trabaja con varios escenarios, pero no quiere adelantar ninguno porque desconoce “cuál será la hipótesis final que resulte de esta instrucción” y “especular sobre el futuro de lo que puede ser la conclusión del caso Nóos, sinceramente no nos lleva a ningún sitio –dijo–”.

confiar en la justicia
“Hay que confiar siempre en la Justicia, siempre hemos respetado las actuaciones del magistrado” y “lo único que pedimos” es “que termine pronto”, subrayó Spottorno en relación con este sumario, en el que Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, figura como imputado.
En espera de que el juez Castro decida si cita o no también a doña Cristina, Spottorno recordó que el sumario “se ha prolongado mucho en el tiempo”, puesto que lleva ya “tres años largos” abierto, y añadió que él entiende que “se han hecho todas las diligencias que tenían que hacerse, tanto documentales como testificales como de todo tipo”.
El jefe de la Casa del Rey subrayó que él piensa por tanto que “el señor magistrado entenderá que está ya en condiciones” de “cerrar el sumario”, tras reiterar que para la Corona es “un poco un martirio” ver “día tras día repicando este tema”.
Spottorno, afirmó que esta institución cumplirá “estrictamente” la letra y el espíritu de la Ley de Transparencia y demostrará que no actúa con opacidad, sino con la discreción que necesita el jefe del Estado para ejercer sus funciones moderadoras.
Recordó que, a petición del propio don Juan Carlos, la Casa del Rey se someterá a esta norma, “bastante exigente”, con la determinación de aplicarla “con la mayor honestidad” y con el objetivo de “deshacer un poco” la “injusta” acusación de “opacidad”. “Esta opacidad no existe; otra cosa es que en esta vida hay que ser discreto, pero una cosa es ser discreto y otra ser opaco”.
Spottorno subrayó que el rey habla habitualmente de forma discreta con líderes políticos y responsables económicos, les escucha “y les empuja a la razonabilidad”.
Sin aludir a la consulta soberanista catalana, se remitió al reciente mensaje de Navidad del rey, en el que don Juan Carlos “pregonó los valores de ir juntos” y “estar juntos para encarar el futuro” e “insistió en la necesidad de que se funcione de acuerdo con las reglas democráticas”. 

El jefe de la Casa del Rey pide que el juez cierre pronto el “martirio” que supone el caso “Nóos”

Te puede interesar