España busca la aplicación provisional del acuerdo con Marruecos en junio

|

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, dijo hoy que España quiere que el nuevo acuerdo pesquero con Marruecos se aplique provisionalmente antes de que concluyan en junio las ayudas que el Gobierno concede a los afectados por la ruptura del convenio.

"Lo que España desearía es que (el acuerdo) se concluyera rápidamente y que se aplicara provisionalmente, de tal manera que los pescadores pudieran volver a faenar, puesto que actualmente tenemos un marco de ayudas que cubre hasta el 15 de junio", dijo el ministro en unas declaraciones a Efe.

"Nuestro deseo sería que cuando concluya ese marco de ayudas, que el Gobierno español ha puesto en marcha para que el sector no padeciera ningún perjuicio económico durante la parada involuntaria que está padeciendo, que tuviéramos el nuevo acuerdo ya con una aplicación provisional", añadió.

Arias Cañete, que participa hoy en un Consejo de ministros de Pesca de la Unión Europea, explicó que las noticias que la Comisión Europea ha trasladado a España sobre la reanudación del acuerdo pesquero "son positivas".

Bruselas inició formalmente las conversaciones con el Gobierno de Rabat para la reanudación del pacto pesquero el pasado fin de semana, con la visita a Marruecos de la comisaria europea de Pesca, María Damanaki.

Arias Cañete indicó que "el ritmo de las conversaciones debe permitir cerrar un acuerdo en el primer semestre, como estaba previsto".

Señaló que "no hay grandes dificultades técnicas en este momento", en que se están negociando las compensaciones financieras, e indicó que el acuerdo no debería tener "muchas dificultades de negociación y de cierre dentro del calendario previsto".

El 20 y el 21 de abril la comisaria hizo una visita a Rabat, donde se puso en marcha la negociación del nuevo protocolo.

En los próximos dos meses se mantendrán contactos entre ambas partes para fijar los principios y elementos del futuro pacto.

El pasado 14 de diciembre, el Parlamento Europeo tomó la decisión de no prorrogar el acuerdo de pesca que mantenían de forma provisional la Unión Europea y Marruecos, lo que ha dejado desde entonces en casa a un centenar de barcos españoles.

En febrero, el Consejo dio a la CE luz verde para negociar un nuevo pacto que garantice la pesca sostenible y la rentabilidad económica.

El anterior acuerdo pesquero con Marruecos, en vigor desde 2007 hasta finales de febrero de 2011, ofrecía 119 licencias a la flota europea (100 de ellas para España, aunque no se usaban todas, que beneficiaban sobre todo a barcos de Canarias y Andalucía), a cambio de unas compensaciones de 36,1 millones de euros anuales.

España busca la aplicación provisional del acuerdo con Marruecos en junio