El fuerte oleaje pone a prueba las duna de protección del Paseo Marítimo

El Ideal Gallego-2015-10-28-009-ab2fb5c6_1
|

El temporal de fuerte oleaje que ayer golpeó las costas de A Coruña hizo que por momentos el mar llegara a la zona reservada para los paseantes, si bien, no fue precisó cerrar el Paseo Marítimo.
La situación más peligrosa se produjo a partir de las cuatro de la tarde, coincidiendo con la pleamar. 
Las aguas llegaron a hacer desaparecer totalmente la zona de playa y sobrepasaron en numerosas veces la coraza que divide los arenales de Riazor y el Orzán.

Situación similar
La situación para la jornada de hoy será bastante similar a la que se vivió ayer. Meteogalicia mantiene la alerta naranja por fuerte oleaje hasta las cuatro de la tarde. 
En este caso, la pleamar se producirá a partir de las cuatro y media. Para esa hora, según las predicciones meteorológicas, la alerta ya se habrá rebajado a amarilla y se mantendrá en esa condición hasta las doce de la noche.

Alerta amarilla
Sin embargo, Meteogalicia incluye una nueva alerta de nivel amarillo, en este caso por viento en el mar entre las seis de la tarde y la medianoche de hoy.
Por lo que respecta a las precipitaciones, A Coruña se mantiene al margen de las alertas y se espera que, aunque habrá lluvias y en algunos momentos serán bastante persistentes, no llegarán a ser muy intensas. 
A pesar de que el jueves, las borrascas darán una tregua a la ciudad, el mal tiempo volverá para quedarse hasta el próximo lunes día 2. 
De este modo, para el Día de Difuntos, una fiesta de gran tradición en la ciudad y que lleva a miles de personas a los cementerios se aguardan chubascos persistentes que podrán incluso llegar a ser tormentosos.

El fuerte oleaje pone a prueba las duna de protección del Paseo Marítimo