Noriega ratifica al edil investigado por prevaricación pero le quita competencias

Villares y Ferreiro presentaron en A Coruña la actividad de En Marea
|

El Gobierno local de Santiago ratificó en su cargo al concejal de Espazos Cidadáns, Jorge Duarte, aunque le retiró sus competencias en materia de concesión de licencias y potestad sancionadora, que recaen desde este viernes en el concejal de Medio Ambiente e Convivencia, Xan Duro.
Así lo anunció ayer el alcalde santiagués, Martiño Noriega, en comparecencia de prensa tras la citación de la Fiscalía a Duarte a declarar el próximo 15 de febrero en calidad de investigado –la figura que sustituye a la imputación– por un supuesto delito de prevaricación por trato de favor o trato desigual a locales de ocio de la capital gallega.
En este sentido, el regidor compostelano mostró su deseo de conocer “quién inició” el proceso e interpuso la denuncia contra Duarte, al tiempo que manifestó su “confianza en la separación de poderes” del Estado. “Espero que el tiempo no me quite la razón”, añadió.
De este modo, según apuntó Noriega, la junta de Gobierno local de la capital gallega (integrada exclusivamente por Compostela Aberta) decidió en su reunión de ayer “ratificar la confianza” en Jorge Duarte, aunque retiró sus competencias a petición del propio edil “hasta que se resuelva” el proceso abierto por la Fiscalía.
Sin embargo, aclaró que dicha retirada solo afectará a la potestad sancionadora y la concesión de licencias, por lo que Duarte mantendrá el resto de sus competencias que, como recordó Noriega, son “mucho más amplias” que las mencionadas.
Una decisión tomada por el Gobierno local con el objetivo de que el área de Espazos Cidadáns “continúe con su normal funcionamiento”. Así, Noriega defendió la continuidad de Duarte, ya que entiende que “nada ha variado” en su situación desde que en el mes de septiembre se diese a conocer que había sido denunciado por su supuesta gestión arbitraria de las sanciones a locales de ocio.
En relación a esto último, y ante las acusaciones vertidas desde el grupo popular en Santiago de que Compostela Aberta incumple su código ético por no exigir la dimisión de Duarte, el alcalde santiagués ha defendido que el concejal ya compareció ante la asamblea ciudadana de la formación para “dar cuenta” del proceso abierto contra él y que “lo volverá a hacer”.
Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apeló a la “prudencia”. “No debemos caer en la hipocresía en la que caen otros a menudo. Hay que ser serios y actuar con prudencia, afecte a quien afecte el caso”, reflexionó.

Noriega ratifica al edil investigado por prevaricación pero le quita competencias