Seoane se impacienta por la Vía Ártabra y se cuela en las obras para recorrerla con su coche

varios tramos del vial se encuentran sin pintar p. puig
|

Ser alcalde tiene sus prerrogativas o sus riesgos, según se mire. Pero Ángel García Seoane, haciéndose valer de su cargo, sin encomendarse a Dios ni al diablo, que ya es sabido por todos que en ellos no cree, se aventuró a colarse (literalmente) en las obras de construcción de la Vía Ártabra para darse una vuelta por ella.

Que nadie crea que fue visto a hurtadillas por alguien y este dio el chivatazo. Para nada. El mismo se sinceró ayer en su habitual intervención de los jueves en la emisora local de radio.

el alcalde recomienda que nadie se aventure a circular por el vial en obra

Apuntó, no obstante, que eso no se hace, que es malo. Pero, bueno, es el alcalde y haber quien le dice al emperador que está desnudo.

Sin embargo, aseguró también que tenía una razón de peso para la “excursión”. Comprobar como evolucionan las obras que, para él, ya tendrían que estar más que finalizadas y, ya puestos, conocer el tiempo que lleva recorrer en coche esta vía de alta capacidad.

Eso sí, se supone respetando los límites de velocidad, porque no consta que las señales hayan sido todavía instaladas.

Conjeturas aparte, el viaje a García Seoane, según el mismo dijo, le llevo unos escasos cinco minutos. Una cuestión esta que le reafirma en la necesidad de solicitar a la Xunta, en concreto a su presidente, Alberto Núñez Feijoó, la apertura inmediata de este vial, que enlaza la carretera nacional N-VI, en Iñás, con el puerto de Lorbé, en la parroquia de Dexo.

El alcalde de Oleiros alberga el temor de que, aprovechando que el Pisuerga baña Valladolid, el Ejecutivo autonómico galaico se auxilie en las próximas elecciones, las vernáculas no las catalanas, para continuar con un continuar con un vial cerrado, que se proyectó el siglo pasado.

Sostiene Seoane que eso no lo va a permitir y va a exigir al titular de la Xunta que cumpla la palabra dada en febrero cuando garantizó que el segundo tramo de la Ártabra, el que interesa a Oleiros especialmente, a finales de este año.

Un hecho que tal como se está poniendo el panorama no cree el regidor que vaya a acontecer si no se pone un poco más de brío en los trabajos.

 

características

La Vía Ártabra, cuya denominación oficial es VG-1.3, es una carretera que en varios tramos presentará características de autovía, en dirección Norte-Sur, y en un principio estaba previsto que enlazase el puerto oleirense de Lorbé con la autovía A-6, a la altura de la parroquia cambresa de Santa María de Vigo.

La inversión prevista inicialmente para este proyecto era de 140 millones de euros, pero la actual crisis económica y el cambio de color político en el Ejecutivo autonómico hace tres años provocó que se hiciese una revisión a la baja tanto en el presupuesto, como en los plazos de ejecución y también en el proyecto. Cambios en el proyecto que continúan provocando polémicas, especialmente entre los políticos de Cambre.

Si el tramo del vial entre Lorbé e Iñás se encuentra casi todo en obras; el de Veigue y Meirás, inaugurado; y ahora el que enlazará la N-VI y la AP-9, iniciado, nada se sabe del quinto tramo, paralizado en su tramitación. n

Seoane se impacienta por la Vía Ártabra y se cuela en las obras para recorrerla con su coche