Bruselas expedienta a España por no sancionar a Volkswagen tras el escándalo de las emisiones

La Comisión Europea abrirá expedientes a siete estados miembros por no sancionar a Volkswagen reuters
|

La Comisión Europea inició ayer un procedimiento de infracción contra España por no haber sancionado el uso de dispositivos fraudulentos para manipular la medición de emisiones contaminantes en motores del fabricante automovilístico Volkswagen.
En concreto, el Ejecutivo comunitario anunció un expediente para siete estados miembros por no trasladar la norma europea que regula los sistemas de sanción y señaló especialmente a España, Alemania, Luxemburgo y el Reino Unido, países que expiden las homologaciones del grupo Volkswagen en la UE, por no aplicar sus disposiciones nacionales en materia de sanciones a pesar de la utilización de dispositivos de manipulación.
Además, Bruselas abrió expediente también contra República Checa, Lituania y Grecia por no haber incorporado los sistemas de sanciones que exige la normativa comunitaria a su legislación nacional.
En total, la Comisión Europea anunció aperturas de expedientes a siete estados miembros por no establecer sanciones que disuadan a los fabricantes de automóviles de incumplir la legislación sobre emisiones de vehículos o por no aplicar dichas sanciones en caso de infracción. Bruselas ha actuado contra estos siete países por haber ignorado la norma europea que les exige disponer de sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias para evitar que los fabricantes de automóviles infrinjan la ley.
Estas sanciones deberán aplicarse en caso de que se produzca una infracción de la ley, por ejemplo mediante la utilización de dispositivos de desactivación que reduzcan la efectividad de los sistemas de control de las emisiones.
Por su parte, Corea del Sur impondrá una multa de 29,7 millones de euros a Volkswagen por realizar anuncios publicitarios en los que se recogían emisiones incorrectas de sus vehículos.
Esta cifra representa un récord en el país asiático en concepto de publicidad engañosa y está en línea con la política mostrada por la Administración surcoreana después de que estallara el caso del software que alteraba emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en algunos modelos diésel de Volkswagen.
Por otro lado, la Comisión de Comercio Justo de Corea del Sur tiene intención de investigar a cinco antiguos y actuales directivos de la filial en el país del fabricante de automóviles, al tiempo que también prevé acceder a la sede de la compañía.

Bruselas expedienta a España por no sancionar a Volkswagen tras el escándalo de las emisiones