Desactivan un artefacto explosivo en la catedral de La Almudena de Madrid

Vista general del interior de la Catedral de La Almudena en Madrid. EFE/Archivo
|

Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, se trata de un artefacto "real", aunque por el momento no se han proporcionado datos sobre la naturaleza del mecanismo de explosión.

El explosivo, muy rudimentario, contenía 200 gramos de pólvora, un kilo de tornillos, una bombona de cámping gas y un reloj despertador.

Ha sido hallado sobre las 13:20 horas por el sacerdote que acude a confesar todos los días a la catedral, quien al salir del confesionario ha visto una bolsa que le ha parecido sospechosa y ha avisado al conserje, según han informado a Efe fuentes de la Archidiócesis de Madrid.

El cogerla han percibido que había un objeto extraño y entonces han decidido avisar a la Policía y desalojar el templo.

Los Tedax han acudido a la iglesia y han encontrado el artefacto junto a los confesionarios, en el interior de una bolsa de basura, y al abrirlo han hallado un despertador unido a una bombona de butano, los tornillos y la pólvora, según la Jefatura.

Los expertos en desactivación de explosivos han determinado que se trataba de un artefacto rudimentario pero "real", con capacidad para ser utilizado como explosivo, y lo han desactivado.

La Policía Nacional ha acordonado los alrededores del templo para impedir a feligreses, turistas y curiosos que se acercasen, aunque a las cuatro de la tarde ese cordón ya se había levantado.

La catedral de La Almudena ha permanecido cerrada al público hasta pasadas las cuatro de la tarde, mientras la Policía tomaba muestras en el interior.

Su cierre temporal ha sorprendido a varios grupos de turistas que habían llegado en las dos últimas horas al templo con la intención de visitarlo.

 

Desactivan un artefacto explosivo en la catedral de La Almudena de Madrid