Rakitic e Iniesta establecen una sociedad que tumbó al Huesca

Iniesta, que volvía tras lesión, celebra el 0-2 con Rakitic efe

 

Ivan Rakitic guió con maestría al Barcelona, que encarriló la eliminatoria de dieciseisavos de final con una victoria contundente (0-4) en el estadio del Huesca, donde Andrés Iniesta reapareció después de 40 días lesionado para dejar su huella con un golazo marca de la casa.
Esa fue la mejor noticia para el conjunto de Luis Enrique Martínez. Iniesta, necesitado de minutos, de confianza y de buenas actuaciones para encontrar su mejor versión, ha vuelto. Todavía falta tiempo para verle en plena forma, aquella que hace tiempo que no aparece, pero que hoy asomó en un estadio ansioso por ver por primera vez en su historia al Barcelona.
Rakitic se encargó de aliviar cualquier tipo de presión con un golazo de falta en el minuto 12. Mandó la pelota a la escuadra de Dani Jiménez, que no pudo hacer nada más que admirar el tanto del balcánico.
Fue el preludio del otro golazo de la noche, obra del otro protagonista del encuentro: Iniesta. Unos minutos después, inició un contragolpe con un pase genial a Pedro Rodríguez. El canario taconeo a Rakitic, que se la cedió al manchego, que, desde fuera del área, con el exterior del pie, mandó la pelota a la red de la portería del Huesca.
Fue Pedro, autor del tercero con un derechazo desde fuera del área, y Ter Stegeen, quien evitó el primero del Huesca tras salvar un mano a mano ante Guillem Martí, los más destacados entre los menos habituales.
Pero brillaron más otros. Antes del descanso, Rakitic se encargó de dejar otro destello con una falta magistral.
Con el 0-3, el trabajo ya estaba hecho para el Barcelona. Los hombres de Luis Enrique despegaron el pie del acelerador, aguantaron las acometidas del Huesca e incluso tuvieron tiempo para marcar el cuarto por medio de Rafinha. El joven centrocampista rubricó el 0-4 final. n

Rakitic e Iniesta establecen una sociedad que tumbó al Huesca

Te puede interesar