Fallece una persona al explotar una bombona en un restaurante de Carral

|

Un trágico accidente laboral se cobró ayer la vida de un hombre de 35 años en el municipio de Carral. El trabajador, que pertenecía a una empresa de servicio técnico, se encontraba en una parrillada ubicada en la N-550 revisando una nevera averiada cuando se produjo una explosión en el electrodoméstico al limpiar la instalación con nitrógeno.

El suceso se tuvo lugar alrededor de las diez de la mañana y fue el dueño de la parrillada El Rincón de Oro y un compañero del fallecido quienes dieron la alerta al 112. En ese momento, se movilizaron los servicios de emergencias y a los sanitarios del 061 que nada pudieron hacer por salvarle la vida.

Llevaba tres semanas en la empresa, pero atesoraba diez años de experiencia

El hombre, vecino de Pontedeume –y que responde a las iniciales M.P.P.– tan solo llevaba tres semanas trabajando en la empresa San Benito, especializada en el mantenimiento de maquinaria de hostelería y carpintería metálica.

No obstante, la concejala de Protección Civil de Carral, Florinda Duarte, confirmó que el trabajador contaba con diez años de experiencia en la revisión y mantenimiento de este tipo de aparatos.

Aunque en el momento del suceso se encontraban el dueño del establecimiento y un compañero del finado no sufrieron daño alguno. Tampoco se produjeron daños materiales de importancia en el local.

Hasta el lugar también se movilizaron a efectivos de Protección Civil, así como agentes de la Guardia Civil.

En un primer momento, la centralita de emergencias también dio aviso a los bomberos de Arteixo, sin embargo, no fue necesaria su intervención ya que no había peligro de que se produjese un incendio o una nueva explosión, puesto que la deflagración se produjo en la misma nevera, cuando el hombre trabajaba con la bombona de nitrógeno, según señalaron fuentes de los servicios de emergencia.

 

Consternación

Los vecinos, familiares y compañeros del fallecido no pudieron ocultar los nervios y la consternación lógica que provocó el desgraciado incidente.

La tensión pudo con los vecinos que se agolparon a la entrada del restaurante y que se acercaron para saber qué había ocurrido o consolar a los familiares. Además, la madre de la víctima también requirió de asistencia médica al sufrir un ataque de ansiedad al enterarse de la noticia y desplazarse hasta el lugar del suceso.

Además de la concejala de Protección Civil, hasta el restaurante también se desplazó el alcalde del municipio, José Luis Fernández Mouriño, ambos visiblemente afectados por el suceso ocurrido en esta conocida parrillada carralesa. Los dos políticos lamentaron la muerte del trabajador y presentaron sus condolencias a los familiares y miembros de la empresa. n

Fallece una persona al explotar una bombona en un restaurante de Carral