El debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso se celebrará el 2 de marzo

Spanish Parliament chairman Patxi Lopez gestures during a news conference in Parliament in Madrid, Spain, February 15, 2016. REUTERS/Susana Vera
|

El presidente del Congreso, Patxi López, anunció ayer que ha propuesto al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que el debate de investidura al que se someterá en el Pleno de la Cámara Baja se celebre el próximo miércoles 2 de marzo.
López hizo este anuncio en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido en su despacho del Congreso por espacio de media hora con el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno propuesto por el Rey.
La tercera autoridad del Estado explicó que se comprometió con la Mesa de la Cámara a poner fecha esta misma semana a ese Pleno de investidura, fecha que ya ha trasladado a los miembros de este órgano.
Con la fecha propuesta por el presidente del Congreso, el PSOE deberá acelerar las negociaciones ya que Sánchez se comprometió a consultar a la militancia cualquier posible acuerdo con otros partidos antes de someterse a la investidura. Así, el PSOE estudia el 27 de febrero como fecha posible de la consulta a la militancia del acuerdo.

el proceso
Así, el 2 de marzo comenzará el debate de investidura de Sánchez, que se prolongará durante dos días. El miércoles el candidato expondría su programa de gobierno sin límite de tiempo y, a continuación, serían los portavoces de los distintos grupos parlamentarios los que tomarán la palabra durante 30 minutos.
El aspirante a La Moncloa decidirá si les responde de uno en uno o de forma agrupada, teniendo los representantes de cada grupo derecho una réplica de diez minutos. El jueves, día 3, una vez que hayan intervenido todas las fuerzas parlamentarias, se procederá a la votación. Si el aspirante obtiene el respaldo de la mayoría absoluta (176), se entenderá otorgada la confianza.
Si no logra, al menos, la mitad más uno de los votos, se fijará una nueva votación 48 horas después de la anterior, es decir, el sábado 5 de marzo. Llegado el caso, al líder socialista le bastará con lograr una mayoría simple de apoyos, esto es, más votos a favor que en contra. En caso de ser elegido sería el Rey el que formalizaría ese nombramiento.
Si no consiguiese ser investido en este segundo intento, el monarca plantearía sucesivas candidaturas que se tramitarían por el mismo procedimiento hasta agotar el plazo máximo de dos meses desde la primera votación de investidura, hasta el 3 de mayo.Si en ese periodo de tiempo ningún candidato a la Presidencia obtiene la confianza del Congreso, habría que convocar nuevas elecciones. En ese caso, el presidente de la Cámara Baja sometería a la firma del Rey el decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de los comicios, una circunstancia ésta que hasta ahora no se ha dado nunca.
Las elecciones generales se celebrarían el domingo 26 de junio, esto es, 54 días después del decreto de convocatoria de elecciones, como así lo establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

El debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso se celebrará el 2 de marzo