Stop Desahucios sigue de guardia en Antonio Noche

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-10-006-9e7687dc
|

El día transcurrió ayer tranquilo en la calle de Antonio Noche, en el barrio de O Castrillón, donde los activistas de Stop Desahucios siguen atrincherados en la vivienda de Elisabeth Sanlés. “Por el momento, estamos esperando una respuesta de al Consellería de Traballo e Benestar”, explicó una activista. La plataforma denunció la parsimonia del juzgado en responder a un requerimiento de esta consellería ante lo que consideran una situación de emergencia.
Stop Desahucios recuerdan que la mujer, una afectad de fibromialgia en paro de 36 años ya habría sido desahuciado el martes pasado si no hubiera sido por la presión de los manifestantes, que impidieron que los funcionarios del juzgado entraran a cumplir con su deber. Según ellos, el titular de la sala número nueve notificó el viernes una posible situación de vulnerabilidad social que remitió a Benestar que, al ver que no disponía de tiempo para reaccionar, envió el lunes un fax al juzgado para solicitar la suspensión del desahucio. Pero el lunes pasado era la festividad de la Virgen del Rosario, de manera que el juzgado competente no tuvo esta notificación hasta el mismo día del desahucio. Dos días después, Sanlés no tiene ninguna notificación oficial de que se suspendiera lanzamiento.

sin causa suficiente
De todos modos, el propio Tribunal Superior de Xustiza (TSXG) emitió un comunicado en el que señalaba que no se había encontrado una causa suficiente para detener el lanzamiento, y que este solo se había suspendido ante la imposibilidad de hacerlo efectivo. De hecho, había unidades antidisturbios preparadas en previsión de esta eventualidad, pero no fueron utilizadas.
De momento, los miembros de Stop Desahucios montan guardia con Sanlés a la espera de la llamada de la Xunta. Benestar ya le había ofrecido un piso que tuvo que rechazar por tratarse de un cuarto sin ascensor, al no que no podía llegar por culpa de su fibromialgia. En cuanto a sus tres hijos, de 3, 4 y 11 años, los ha trasladado a otro lugar a la espera de que se solucione el conflicto. “Ata entón, seguiremos resistindo”, aseguraron desde Stop Desahucios.

Stop Desahucios sigue de guardia en Antonio Noche