Vázquez: “Todos estábamos diciendo ‘Dios, que no nos empaten’ y al final logramos aguantar”

El entrenador blanquiazul observa a sus jugadores patricia g. fraga
|

El entrenador del Deportivo, Fernando Vázquez, reconoció que al final casi tuvieron que recurrir al rezo para salvar los tres puntos, debido a que sus jugadores se echaron atrás, lo que provocó que el Alavés cercara la portería blanquiazul en el tramo final.
“Tardé un poco en modificar el equipo. Si tuviéramos el partido controlado, no habría cambiado el sistema, pero estaba esperando la reacción del equipo y no llegaba y tenía miedo y decidí perder un punta para proteger un poco más atrás. Cuando haces ese cambio, el equipo entiende que es para defender, aunque esa no era la idea, pero al final tuvimos la suerte de defender el resultado”, analizó el preparador blanquiazul, quien incluso bromeó sobre el sufrimiento de los últimos minutos.
“Iniciamos mal el partido, como casi siempre, y fuimos enganchándonos poco a poco, conseguimos hacer el primero, tuvimos ocasiones de matar el partido en el primer tiempo, pero no pudo ser. Salimos bien en el segundo tiempo, hicimos el segundo gol, tuvimos el tercero, no pudo ser y sufrimos todos, la afición, el entrenador, los jugadores... todos estábamos diciendo ‘Dios, que no nos empaten’ y al final logramos mantener la renta”, explicó.
El estratega de Castrofeito justificó el nuevo cambio de sistema, esta vez para poner dos delanteros, porque quería tener el control del encuentro y mayor presencia en ataque.
“Buscaba cambiar la dinámica del equipo y demostrar que somos capaces de presionar alto, de defender en movimiento y la idea de generar más oportunidades, más ocasiones  y meter más balones en el  área. Creo que hubo momentos en los que lo conseguimos, hasta el 2-0, pero luego en ese error del penalti, llegó el 2-1”, apuntó Vázquez, quien reconoció que el cambio de sistema favoreció a Juan Domínguez.
“Es posible que sea de los jugadores a los que mejor les viene esta forma de jugar, Culio está más escorado a la izquierda, con lo cual tapa un poco menos, tiene más la posibilidad de jugar atrás con Álex, y Juan Domínguez sobresale un poco más. Y la banda, con Culio y Luisinho es una banda de calidad”, dijo.

Vázquez: “Todos estábamos diciendo ‘Dios, que no nos empaten’ y al final logramos aguantar”