La academia de cine celebra los 30 años de los Goya

21 enero 2014 página 35 MADRID, 20/01/2014.- El realizador y guionista Jaime de Armiñán, tras recoger el Goya de Honor por una carrera cinematográfica "apasionada" y "comprometida" que incluye una candidatura al Óscar co
|

La Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España celebra el sábado 6 de febrero la 30 edición de los premios Goya, una ceremonia con la que se culminan tres décadas marcadas por pequeñas anécdotas como las primeras estatuillas desmontables, los niños precoces premiados que ya no podrá repetirse o algunas galas marcadas por la polémica y las reivindicaciones políticas.
Tal y como recoge la Academia, la historia de este premio comienza por el nombre elegido, que buscaba ser corto y semejante a los de los Oscar o César que existían en Estados Unidos y Francia. Los académicos debatieron en asamblea sobre la conveniencia de elegir el nombre del pintor aragonés, con el impulso definitivo del director artístico Ramiro Gómez, quien recordó el concepto pictórico de Goya “cercano al cine”.
La primera edición de los Goya tuvo lugar en el año 1987 con un claro ganador, Fernando Fernán Gómez y su película “El viaje a ninguna parte” –mejor película, dirección y guión–. Se dio además la casualidad de que el actor fue premiado en esta misma edición por su trabajo en “Mambrú se fue a la guerra”.
En esta edición, la primera estatuilla que se entregó –pesaba casi quince quilos– fue encargada al escultor Miguel Ortiz Berrocal y se trataba de una obra desmontable que combinaba el busto del pintor Francisco de Goya con una cámara cinematográfica.
Desde ese año 1987 se han celebrado ininterrumpidamente ceremonias en las que se ha visto como, por ejemplo, Verónica Forqué era capaz de ganar el “cabezón” en un mismo año tanto como mejor actriz como actriz de reparto (en 1988, por “La vida alegre” y “Moros y cristianos, respctivamente).
Precisamente, en la historia del palmarés, Forqué ocupa un lugar privilegiado junto a Carmen Maura como actriz con más premios Goya (cuatro en total). En el apartado masculino, es Javier Bardem el que lidera esta clasificación, con cinco galardones.
En este apartado histórico se encuentra un récord que ya no podrá ser superado, el del actor más joven en ser premiado. Andoni Erburu (“Los secretos del corazón”), con diez años, ostenta este particular privilegio al que también accedieron otros menores de edad como Francesc Colomer (“Pan Negro”), Marina Comas (“Pan Negro”), Juan José Ballesta (“El Bola”) o Ivana Baquero (“El laberinto del fauno”).
En el año 2011, con Enrique González Macho en la presidencia, se dieron a conocer nuevas bases para optar a los premios, entre las que se incluía la prohibición de participar a actores que no hayan cumplido 16 años. Según justificó la academia, esta decisión se debía a que los niños que ganaban un Goya pasaban a ser miembros activos de la institución, lo que implicaba “circunstancias legales no exigibles a un menor”.

La academia de cine celebra los 30 años de los Goya