Un error que vale la Torre

qdepf (12)_19250276
|

No pudo ser. Un año después,  contra el mismo rival y con idéntico resultado, se repitió la misma película. El Deportivo Abanca cayó ante el Athletic Club en la sexta edición del Trofeo Teresa Herrera femenino. La misma historia, pero con matices. El equipo blanquiazul, más hecho y con una mochila cargada de experiencias, compitió de tú a tú durante muchos minutos ante un grande. Solo en el tramo final se mostraron superiores las ‘leonas’ y solo un grave error de la portera Malena inclinó la balanza a favor del Athletic. 

Apostó Manu Sánchez por un 1-4-2-3-1 bien armado, su dibujo favorito para los partidos importantes. Alineó a María Miralles en la portería –esta temporada le ha comido la tostada a Malena– y una línea defensiva de cuatro: de derecha a izquierda, Cris, Laura, Miriam y Patri Díaz, novedad en el carril zurdo respecto a las últimas jornadas. En la medular, Teresa y Alba Merino formaron un doble pivote por detrás de las tres mediapuntas: Michelle Romero, en la derecha, Lía, como enganche y Érika, en la izquierda. Y arriba, indiscutible, Gaby.

Joseba Agirre, técnico visitante, dejó en el banquillo a la mayoría de las habituales y salió de inicio con solo tres de las teóricas titulares: la central Vanesa Gimbert, la mediocentro Damaris Egurrola y la mediapunta Erika Vázquez.

En la tercera visita del equipo femenino al templo blanquiazul se repitió un escenario ya conocido: Riazor se hace demasiado grande para tan poco ambiente y parecía un templo sin magia. La afición sigue sin responder a la llamada de sus chicas.

De tú a tú
En los primeros 45 minutos apenas se notó la diferencia de categoría. El Athletic es un clásico de Primera, con cinco títulos de liga en sus vitrinas, aunque esta temporada ocupa una discreta séptima plaza. El Depor, un proyecto joven que disputa su tercera campaña de vida en Segunda, aspira a jugar algún día entre los grandes.

Avisaron primero las blanquiazules con una jugada por la banda derecha: Alba combinó con Michelle, que se deshizo de su par con un genial control orientado y sirvió al área.

Allí estaba Gaby, que dudó entre tirar o centrar y su envío acabó en córner. De área a área, el Athletic golpeó con una cabalgada de María Díaz Cirauqui por la derecha, que culminó con un pase atrás y un remate de Erika a la red. El gol no subió al marcador porque la colegiada, Zulema González, interpretó que la delantera visitante molestó a Miralles en el momento del golpeo.

Poco después, Miralles respondió con acierto tras un comprometido pase atrás de Teresa. Pese a algunos errores en la salida de balón o en el pase largo, la capitana del Deportivo fue de las mejores en su equipo, como acostumbra. Le acompañaron bien Alba, muy intensa y agresiva en la presión, Cris y Michelle, activas en la banda derecha.

El Depor inquietó a balón parado, una de sus principales armas ofensivas. Y fue a la salida de un córner, en la segunda jugada, cuando Teresa probó a Leguina, guardameta rival, con una rosca desde el vértice del área. También lo intentaron Cris, con un disparo tras interceptar un pase errático de la defensa, y Gaby y Miriam, de cabeza en sendos saques de esquina.

En el descanso, esperado carrusel de sustituciones en los dos equipos, y un cambio de paisaje en el terreno de juego que se acentuó con el paso de los minutos y la diferencia de fondo físico. De un partido igualado y competido se pasó a la manifiesta superioridad del Athletic.

El Depor no llegó con peligro en toda la segunda mitad, mientras que las rojiblancas se acercaron en numerosas ocasiones. Y en la menos clara, un centrochut de Eunate Arraiza, Malena cometió un error que decidió el partido. Con el 0-1 mandaron las ‘leonas’ hasta el final y Ane Azkona tuvo dos claras ocasiones para matar el partido, aunque no le hizo falta. Las ‘leonas’ reinan en el Teresa Herrera.

Un error que vale la Torre