La reparación de adoquines de la calle del Sol obliga a desviar el tráfico por el Paseo

|

r.l. > a coruña
  El Ayuntamiento anunció ayer el cierre de la calle del Orzán durante una semana a causa de las obras de renovación de la pavimentación en la calle del Sol. El corte de tráfico, que está previsto desde el día 4 hasta e 11 de julio, obligará a interrumpir la circulación desde la calle de Panaderas, a la altura de la plaza de España, hasta la calle del Orzán, por lo que también afectará a San Andrés, en dirección a la plaza de Pontevedra. Movilidad desviará las líneas de autobuses 4, 5, 6, 6-A, 7 y 11 por las calles de Ramón del Cueto, Zalaeta, Hospital, Paseo Marítimo y Modesta Goicouría con el objetivo de que vuelvan a retomar su itinerario habitual en la plaza de Pontevedra. Para ello, se establecerán paradas provisiones en las calles Hospital (en frente al IES Menéndez Pidal) y Zalaeta, y dejarán de funcionar las de la plaza de España, Panaderas, San Andrés y plaza de Pontevedra (Instituto Femenino). Curiosamente la renovación de la calle del Sol se culminó hace tan solo tres meses y medio, cuando el entonces alcalde, Javier Losada, inauguraba unas obras que consistieron en la restauración del adoquín original y el nivelado del pavimento y que costaron a las arcas municipales 225.000 euros.

Coerte polémico > Con motivo de aquellas obras se había realizado a principios de febrero el mismo corte de tráfico que se acomete el lunes, en un lunes negro para el tráfico coruñés y que provocó importantes problemas de congestión en el Paseo Marítimo.
En esta ocasión, la Policía Local confía en que la ausencia de transporte escolar mitigue el colapso.

La reparación de adoquines de la calle del Sol obliga a desviar el tráfico por el Paseo