Hosteleros y hoteleros chocan en sus posturas sobre la gestión del sector turístico en los últimos doce meses

|

La buena convivencia entre hosteleros y hoteleros es inevitable en una ciudad como A Coruña, donde el turismo es una parte fundamental de su economía y más en momentos de crisis. Sin embargo, cuando se trata de hacer balance del primer año del Gobierno de Marea Atlántica los empresarios de ambos colectivos toman distintos caminos, pues en los hospedajes no consideran que todo haya sido malo.
A la hora de valorar la gestión de Xulio Ferreiro con el bastón de mando y del concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, que es el que les toca de cerca, la Asociación de Hospedajes de A Coruña (Hospeco) adopta un papel bastante neutro. Su presidente, Rafael Benito, apunta a varias acciones en positivo, si bien algunas de ellas se sostienen solo a medias. Benito destaca, por ejemplo, que se les haya dado voz en la mesa de contratación del gerente de Turismo. No obstante, este proceso va camino de alargarse un año.
Una vez aprobados los presupuestos y con las expectativas renovadas la Asociación de Hostelería de A Coruña prefiere no levantar más ampollas, pero sus críticas han sido casi constantes durante los últimos doce meses. 
Su principal representante, Héctor Cañete, dio inicio a la relación con especial optimismo pues parecía que la Concejalía de Movilidad Sostenible –responsable del dominio público– quería reformular todo el mapa de terrazas de bares y restaurantes de la ciudad. Sin embargo, el edil Daniel Grandío se descolgó pronto del planteamiento inicial y provocó un gran malestar. El enfado no ha hecho más que crecer a medida que avanzaba el tiempo sin noticias de las licencias.

POSITIVO

inclusión del sector en la mesa de contratación del gerente El sector turístico es bastante crítico con la gestión de este ámbito fundamental para la economía coruñesa pero reconoce como algo positivo que se contase con un representante del mismo para opinar en la mesa de contratación de un nuevo gerente. El presidente de la Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Rafael Benito, sostiene que es una gran oportunidad poder opinar, aunque no se tenga un voto real.  

acciones comerciales Las empresas turísticas, fundamentalmente los hospedajes, agradecen haber participado en acciones de promoción exterior.

apoyo a la campaña “bo en boca” Los hoteles de la ciudad no se pueden quejar del apoyo del Ayuntamiento a sus campañas, pues este se volcó con la iniciativa “Bo en boca” para llevar comensales a los restaurantes de los establecimientos. Al Gobierno local le gustó mucho esta propuesta de Semana Santa Gastronómica ideada por el sector. 
 

NEGATIVO

carencia de un gerente de turismo Si bien es cierto que el Ayuntamiento –junto con la Cámara y la Autoridad Portuaria– invitaron al sector a participar en el proceso de elección de un sustituto para José Paz, la realidad es que casi un año después de su marcha nadie ha ocupado el cargo. La segunda convocatoria para ser gerente del Consorcio de Turismo sigue abierta y todavía no hay un plan en firme para potenciar esta vertiente de la ciudad.  

paralización de las licencias No han sido pocas las ocasiones en las que el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, criticó la poca diligencia municipal a la hora de tramitar los permisos de las terrazas. Con el verano encima, no hay noticias sobre las licencias ni sobre la homologación de un mobiliario común para todo el sector. El Ejecutivo local había planeado ordenar calle por calle en septiembre de 2015 y, a final de año, sin apenas encuentros de por medio las negociaciones terminaron de forma abrupta. Simplemente se les instó a presentar la documentación pertinente. Lo curioso es que los empresarios están al día en el pago de las tasas por ocupar la vía pública con mesas y sillas porque ese trámite se hacía al tiempo que se presentaba la solicitud.  

poca agilidad administrativa El presidente de la Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Rafael Benito, mira desde el positivismo algunas acciones de la Marea. Sin embargo, recalca que falta “mayor agilidad administrativa” para gestionar permisos de obras, incluso para los trabajos de menor envergadura. 

falta de actuación contra la competencia desleal Una reivindicación recurrente de los hosteleros fue que se multasen o cerrasen aquellas panaderías que ejercen como cafeterías sin contar con licencia para ello, pues consideran que ejercen una “competencia desleal”. Pese a facilitar toda la información de los establecimientos –con fotografías y facturas– que exceden sus competencias, cuando se cumplió un año de la cita electoral nadie había mediado.   

Hosteleros y hoteleros chocan en sus posturas sobre la gestión del sector turístico en los últimos doce meses