El Sergas trabaja para que investigación biomédica genere riqueza económica

Los responsables del Sergas, Félix Rubial Antonio Fernández-Campa Jacinto Sánchez fotógrafo
|

Los responsables del Servicio Galego de Saúde (Sergas) se han propuesto que la investigación y la innovación biomédica que se realiza en Galicia sirva para generar empleo y riqueza en la propia Comunidad autónoma.
Desde el Sergas se considera que "hay margen de mejora" para que la investigación que se lleva a cabo en los hospitales y en los centros de investigación gallegos se traslade a los pacientes y genere riqueza.
De todas las organizaciones gallegas la que aporta un mayor conocimiento es el Sergas, como ha destacado hoy la directora general de Innovación y Gestión de la Sanidad Pública, Sonia Martínez Arca, en un desayuno informativo con los medios de comunicación.
Ese potencial de conocimiento es el que los directivos del Sergas pretenden trasladar a la sociedad y que a su vez sirva para generar empleo allí donde se genera, es decir en Galicia, y también exportarlo al exterior en la medida de lo posible por medio de patentes.
Esta filosofía se demuestra en el espíritu del Proyecto PRIS (Programa de desarrollo pre-comercial de los resultados de investigación del Sistema Público de Salud de Galicia).
Lo que trata esta iniciativa, explicó la directora general, es de llevar estos proyectos de investigación, que en algunos casos han logrado ya patentes, a un punto en el que puedan alcanzar el interés comercial.
Actualmente, el grueso de la investigación biomédica que se genera en Galicia "se hace en los hospitales", dijo Martínez Arca, quien explicó que cada año se inician en torno a 250 nuevos ensayos clínicos.
"Esto indica la importancia que le dan nuestros investigadores a proteger este conocimiento, como paso previo para luego trasladarlo a los pacientes y explotarlo comercialmente", matizó.
"Queremos contar con nuestros profesionales innovadores. Creemos que tenemos que generar valor para la economía gallega; tenemos que conseguir que el conocimiento que se genera en Galicia llegue a los pacientes y ello nos debe de poder permitir captar nuevo talento en el ámbito de la investigación y de la innovación biomédica", añadió.
Uno de los principales objetivos, indicó, es que el propio Sergas "se posicione como cliente de productos innovadores de empresas de Galicia" y que no sea visto exclusivamente como un cliente de las grandes multinacionales farmacéuticas.
En el año 2013 fueron presentados un total de 32 iniciativas al amparo del citado Proyecto PRIS, de ellos 20 han sido seleccionados y de estos se han elegido 10 por apreciar en ellos "un mayor potencial" y se ha elaborado un plan de desarrollo estratégico que se encuentra en su fase final.
Para ello, el Sergas ha dedicado 2,7 millones de euros procedentes del Plan InnovaSaúde, financiado a su vez con fondos europeos FEDER.
La directora general de Innovación y Gestión de la Sanidad Pública de la Xunta ha estado acompañada esta mañana por tres médicos para dar a conocer tres de estos proyectos seleccionados "con mayor potencial".
De ellos Martínez Arca afirmó que "han llegado a un punto de valor que creemos que es un hito en la historia de nuestro sistema público de salud", pues han iniciado ya la fase de ensayo clínico con pacientes.
El doctor Miguel Blanco, jefe de la unidad de ictus del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, ha explicado los detalles del proyecto PRIS-03 Neurología-Ictus, que pretende reducir los efectos del infarto cerebral con el propósito de mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados.
Rafael López, jefe del servicio de Oncología del Hospital Clínico compostelano, ha dado a conocer los pormenores de la iniciativa PRIS-08 Predi CTC sobre el cáncer de colon y recto. El proyecto, dijo, pretende detectar, antes que los métodos tradicionales, la eficacia o no del tratamiento.
Alejandro García Caballero, psiquiatra del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, presentó el proyecto denominado PRIS-16 e-Motional Training, que trata trastornos de esquizofrenia y que aborda los errores de cognición social y la capacidad de los pacientes para corregir estas situaciones.
Sobre la capacidad para compaginar investigación y clínica asistencial, el doctor Rafael López subrayó que su visión de los centros biomédicos de éxito "son aquellos que son capaces de integrar la investigación en la asistencia y no hacer una separación radical".
El doctor Miguel Blanco consideró que la investigación "forma parte todavía de una vocación de la persona que ve pacientes, se plantea dudas, y no espera a que el otro las resuelva". "De hecho -añadió-, aquellos centros que desarrollan investigación clínica son los que tienen mejores resultados puramente asistenciales", indicó.
El doctor Alejandro García explicó que en su caso el propio Programa PRIS le ha permitido disponer de tiempo para desarrollar su proyecto sin la necesidad de realizar trabajo asistencial.

El Sergas trabaja para que investigación biomédica genere riqueza económica