Galicia vive con fervor su Semana Santa en presencia de miles de turistas

GRA145. FERROL, 13/04/2014.- Arranca la semana santa de Ferrol, declarada de interés turístico internacional, con la bendición de los ramos y la procesión de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén (tradicionalm
|

La Semana Santa gallega, a pesar de no ser de las más conocidas de España, cuenta cada año con un gran número de visitantes que copan los hoteles de la comunidad aprovechando las vacaciones por esta festividad religiosa y buscando disfrutar de la imaginería que ofrece la tierra rosaliana.
Algunos de los sectores más beneficiados de este periodo son el turismo y la hostelería, debido al gran movimiento de viajeros durante estos días para visitar a familiares, disfrutar de unos días de descanso o simplemente para salir de la rutina diaria.
En este 2014, las perspectivas para el sector turístico son favorables, según apunta un sondeo del área de Estudios e Investigación de Turismo de Galicia efectuado los días 8 y 9.
De este informe se desprende una previsión de ocupación para el conjunto de Galicia, entre los días 17 –Jueves Santo– y 20 de abril –Domingo de Resurrección–, del 52,3% de media.
Para todos los turistas que decidan disfrutar de la Semana Santa en Galicia hay una amplia y variada programación, entre las que destacan las procesiones.
La Semana Santa ferrolana, que ayer arrancó con la Procesión del Domingo de Ramos, más conocida como “La Borriquita”, es una de las que cuenta con mayor arraigo y tradición de toda España, ya que se remonta al siglo XVI, y supone uno de los signos de identidad de la ciudad.
Caracterizadas por su sobriedad, cinco cofradías y más de 3.000 cofrades recorren el barrio de la Magdalena de Ferrol entre el domingo de Ramos y el de resurrección, en una fiesta de interés turístico internacional.
Para quienes durante la próxima semana opten por la Costa da Morte como destino turístico, podrán disfrutar de todo el encanto de la Semana Santa de Finisterre, una de las más importantes de Galicia.
Durante cinco días, Finisterre vive con pasión e implicación una tradición arraigada desde el siglo XIV y que esconde uno de los tesoros más valiosos del mundo, el Cristo da barba dourada.
Destaca la amplísima participación de gente joven en las procesiones y pasos de Finisterre, que, además, son de las pocas en que son los propios habitantes del municipio quienes representan los pasajes de la Biblia.

Galicia vive con fervor su Semana Santa en presencia de miles de turistas