Los vecinos tendrán voz sobre la mejora de los espacios de la zona de O Temple

La reunión con los residentes de O Temple se producirá a finales de este mes
|

  El gobierno local informó ayer de la “preocupación” que tiene la administración local por los problemas que afectan a los vecinos de la parroquia de O Temple, un aspecto que les ha llevado a iniciar el desarrollo de un plan integral de actuación en dicho núcleo urbano.

El objetivo de esta medida será que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, así como “modernizar e impulsar al máximo” tanto la zona de O Temple como la de O Graxal, tal y como señalaron ayer fuentes municipales.

De esta manera, y para no dejar fuera a ningún vecino de la zona en la toma de decisiones de lo que será la reconversión de esta parte de la parroquia, el alcalde, el popular Manuel Rivas, convocará próximamente a todos los afectados a una reunión, que se celebrará a finales de este mes, para poder así informar personalmente de todos los cambios que se llevarán a cabo y que han sido diseñados por el Ayuntamiento. No obstante, insistieron, la idea del regidor es contar con el máximo consenso posible.

Rivas asegura ser consciente de los problemas que están ocasionando las obras que tienen lugar en la calle Pígara, pero se justificó alegando que se trata de una actuación que “está muy próxima a su fin y ha cambiado la imagen” de esta vía “por completo”.

La reforma del parque infantil estará terminada a finales de año, según apuntó el alcalde

 

El plan que se expondrá ante los vecinos que acudan a la reunión destaca, “por encima de todo”, las medidas que se adoptarán para poner solución a los problemas de aparcamiento de la zona, que constituye, como recuerdan en el Ayuntamiento, “una de las principales demandas” de los residentes, tal y como pudo comprobar sobre el terreno la concejala de Economía, Marta Vázquez, en visitas recientes.

 Otros cambios > Asimismo, el plan integral elaborado por el consistorio propone igualmente una serie de modificaciones en la plaza de Manuel Murguía. Cambios que el alcalde no quiere llevar adelante sin contar primero con la opinión de los ciudadanos, algo que podrá escuchar en el encuentro de finales de este mes.

Otra de las reformas será la que se acometerá en el parque infantil del paseo marítimo, que se presenta como una de las principales inversiones del proyecto y que es también “una de las viejas demandas del barrio “y que este gobierno local ha tenido en cuenta”.

“El parque será una realidad antes de que finalice el año”, adelantó el alcalde, quien añadió que, entre las soluciones que pretende explicar a los vecinos destaca una reforma “intensa” del mobiliario público, que en diferentes partes de esta núcleo se ha visto “muy deteriorado” no solo por el paso de los años, sino por diversos actos vandálicos que han ido estropeando su imagen. Respecto a esto último, Rivas quiere adoptar medidas “urgentes”, además de terminar “de una vez” con las pintadas que se habían realizado en bancos y fachadas.

Por último, en el capítulo de inversiones, el regidor cambrés no quiere olvidarse, en la próxima reunión, el proceso de construcción de Villa Concepción, que dará a esta zona la primera Casa da Cultura del municipio.

Los vecinos tendrán voz sobre la mejora de los espacios de la zona de O Temple