La comunidad ixil recibe el premio Solidar Silver Rose en el Parlamento Europeo

La miembro de la comunidad indígena Ixil, Rosa Sánchez Mato (d), junto con el director del Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), Juan Francisco Soto (i), en la ceremonia de entrega del premio Solidar Siver Rose hoy
|

La guatemalteca Juana Sánchez Toma, miembro de las comunidades ixiles, recogió hoy el galardón Silver Rose que otorga la ONG Solidar por su contribución a la justicia social y a la solidaridad en el mundo, en una ceremonia celebrada en la sede del Parlamento Europeo (PE).

Sánchez Toma dio las "gracias a la Unión Europea por habernos acompañado en el proceso de justicia" y aseguró que quiere "seguir adelante en la búsqueda de la justicia y la paz para que no hay más violencia".

Sánchez fue raptada, golpeada y violada repetidamente durante semanas por soldados guatemaltecos en el municipio de Nebaj, en el departamento de El Quiché, donde también murió su madre a consecuencia de las violaciones a las que fue sometida.

Por su parte, el director el Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), Juan Francisco Soto, declaró que "han sido tres años de búsqueda de justicia en Guatemala por el delito de genocidio" y aseguró que las víctimas "han reclamado justicia desde hace más de 30 años, y aunque tarde, ha llegado al fin".

"Es un hecho que fue probado en un tribunal y las víctimas tuvieron la oportunidad de hablar y de expresarse. El general José Efraín Ríos Montt tuvo que escuchar lo que había sucedido durante todos esos años en los que el gobernó", agregó Soto.

El general retirado de 87 años fue condenado a 80 años de prisión en mayo pasado por un tribunal penal de Guatemala, por la represión desatada por el Ejército bajo su mando entre 1982 y 1983 en contra de los indígenas de la etnia Ixil, pero la sentencia fue revocada días después por la Corte de Constitucionalidad que ordenó repetir el juicio.

CALDH es una organización activa en la labor de encontrar resoluciones legales en relación con los abusos de derechos humanos cometidos durante el conflicto en Guatemala, que dejó más de 200.000 víctimas mortales y desapariciones de civiles a lo largo de 36 años, según datos de la ONU.

Durante la ceremonia también fueron premiados con el mismo galardón el Centro Irlandés de los Derechos de Inmigrantes, la Comunidad Islámica de Tapada Das Merces de Portugal, la Federación de Sindicatos de Myanmar y Richard Wilkinson y Kate Pickett por su trabajo en la reducción de la iniquidad en la sociedad.

Solidar es una asociación de 60 organizaciones no gubernamentales de 27 países, 22 de ellos pertenecientes a la Unión Europea, que trabajan por la justicia social en Europa y en el mundo.

La comunidad ixil recibe el premio Solidar Silver Rose en el Parlamento Europeo