Rías Baixas calcula que la vendimia será un 50 por ciento inferior a la de 2011

|

La Denominación de Origen Rías Baixas calcula que la vendimia de este año estará en la horquilla de entre 15 y 20 millones de kilos de uva, lo que supone "una reducción de prácticamente el 50% respecto a la anterior", según ha señalado a Efe un portavoz de la denominación citando las estimaciones de los técnicos.

La extraordinaria cosecha de 2010, que tras unos meses previos de elevadas temperaturas arrojó un montante total de casi 42 millones de kilos, ha dado paso este año a unas previsiones menores que los técnicos achacan al mal tiempo en primavera, época clave en el desarrollo de la uva.

En esos meses, los técnicos señalan que "las temperaturas fueron más bajas y con un elevado grado de humedad, lo que afectó al cuajado de la flor y provocó la formación de racimos muy irregulares, con corrimientos de grano, desgrano o racimos muy pequeños".

Las lluvias que también se sucedieron en verano provocaron asimismo un aumento de las plagas, lo que unido a los demás factores ha llevada a la predicción de una cosecha sensiblemente inferior, si bien desde la denominación apuntan que "las perspectivas varían mucho de una zona a otra, ya que hay viñedos bien cuidados que han aguantando bien las plagas y otros que no".

La vendimia ya ha comenzado en un reducido número de bodegas en la subzona de O Condado (Veiga da Princesa, Fillaboa, Pazo Barreiros), mientras que el grueso de bodegas se sumarán en torno al 25 de septiembre, una fecha sujeta a variaciones "en función de las condiciones climatológicas de las próximas semanas".

Rías Baixas calcula que la vendimia será un 50 por ciento inferior a la de 2011