La falta de ventas en la campaña navideña empuja a grandes cadenas a adelantar las rebajas dos semanas

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-f5e76b47
|

Ni tan siquiera la cercanía de la Noche de Reyes, ni la pasada llegada de Papá Noel han servido para que el comercio levante cabeza en esta campaña de Navidad. Si estos días los empresarios de negocios de proximidad reconocían que las ventas han estado “muy paradas” debido al adelanto de las adquisiciones a fechas como el Black Friday, parece que a las grandes cadenas las cuentas tampoco les salen. Prueba de ello es que un buen número de firmas han lanzado esta misma semana atractivos descuentos, adelantando las rebajas hasta en dos semanas sobre la fecha más tradicional. 

Basta un paseo por las áreas comerciales de la ciudad para ver como las tiendas de algunas de las firmas textiles de referencia, a excepción de Inditex, han decidido iniciar las rebajas llamándolas por su nombre o disfrazándolas de otro tipo de promociones.

Sea como fuere, el hecho de que se propongan grandes ofertas cuando a priori los consumidores coruñeses estarían más abiertos al gasto por el coste total de los productos muestra que las grandes cadenas también se están viendo afectadas por el adelanto de las compras de regalos al pasado Black Friday (que en la mayoría de los casos ya se extiende durante varios días). 

Hay establecimientos que ya ponen rebajas en sus escaparates con caídas de costes de hasta el 50%, algunos grandes almacenes llegan a facturar un 40% menos por multiplicidad de enseres, en distintos negocios se publicitan los “Christmas prices” con descuentos que dejan las prendas a la mitad y también hay quién propone “combinar” varios objetos para conseguir descuentos. 

En algunos casos, y en contra de lo que venía siendo habitual, el ansia de las grandes firmas por vender llega al punto de que los descuentos en tienda se hacen acumulativos con las publicidades enviadas a sus asociados, dejando por menos del 50% muchas compras para Fin de Año o para obsequiar en Reyes. 

Una dinámica constante
Lo cierto es que esas prácticas se permiten desde que hace unos años el Gobierno central liberalizó los períodos del año para saldar stock, pero esa dinámica de ofertar al máximo –que, de momento, evitan Inditex y la mayoría de negocios de cercanías– muestra que las cosas no van bien para nadie en este sector que sigue siendo uno de los que más empleos genera en A Coruña. “Los grandes son los que más rápido reaccionan” a lo que se vive en la calle, por lo que está claro que la “competencia es muy complicada” y que la salida de mercancía de los almacenes es lenta, reflexiona el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Adolfo López.

Esta situación, que parece impulsada por el creciente éxito del Viernes Negro en transacciones e ingresos, entre otros motivos, también podría venir a perjudicar la campaña de rebajas en una suerte de círculo vicioso para las grandes, pequeñas y medianas empresas. Según los expertos, a los grupos también les está afectando el incremento de la compra por internet, aunque en menor medida que a los comercios de proximidad. En algunos casos, las cadenas o enseñas compiten contra sí mismas, pero en plena evolución digital hay veces en las que las plataformas con menos empleados y menor atención directa al público le roban clientela. 

En este contexto tan complejo para que el pequeño comercio local tenga su parcela, desde la FUCC recomiendan apostar "por diferenciarse fuertemente" pues de lo contrario la supervivencia en el mercado "es difícil”.

La falta de ventas en la campaña navideña empuja a grandes cadenas a adelantar las rebajas dos semanas