El coronavirus acapara el 70%de las llamadas que recibe el 010

Inés Rey y José Manuel Lage atienden a las explicaciones en la sede del 010 | p. puig
|

La alcaldesa de A Coruña visitó ayer las oficinas del servicio telefónico gratuito de la ciudad, el 010, que desde el inicio de la crisis sanitaria del coronavirus ha visto cómo se incrementaban las llamadas para pedir información sobre la pandemia. Por ello, la regidora destacó la importancia de que los coruñeses tengan acceso “a una información veraz e inmediata”.

Lo pueden hacer también con sus consultas al 010, que desde el inicio de la pandemia casi se dedica por completo al coronavirus. Según las cifras del Ayuntamiento, el 70% de las llamadas que se reciben son consultas relacionadas con el Covid-19.

En concreto, el personal atendió en marzo 47.389 llamadas, 5.249 más que en el mismo mes del año pasado. En la segunda quincena, que fue cuando se decretó el estado de alarma, el 010 contestó el teléfono 26.099 veces, 5.809 más que en las primeras dos semanas del mes.

Entre las consultas que presentan los coruñeses están los desplazamientos autorizados, el servicio de voluntariado que activó Bienestar Social para comprar productos de primera necesidad, el servicio de canguros, dudas sobre el pago de alquileres o comedores sociales.

Detenido un octogenario
Por otra parte, el Gobierno municipal informó ayer de las circunstancias de las tres últimas detenciones realizadas por la Policía Local por incumplir la normativa del estado de alarma.

Así, dos personas fueron detenidas por reiteración de desobediencia grave a las 13.00 horas del miércoles. Eran un padre y un hijo, el progenitor de 80 años.

Los hechos se produjeron la ronda de Outeiro, a la altura del Agra do Orzán, cuando los agentes interceptaron paseando a dos personas y al consultar la base de datos certificaron que ambos ya habían sido denunciados anteriormente. El progenitor había sido sancionado el 2, el 6 y el 7 de abril, mientras que a su hijo lo habían interceptado el 30 de marzo y el 3 y 7 de abril. De hecho, la última denuncia de este fue una detención a la fuerza, ya que se había resistido. Los dos fueron trasladados a los calabozos. 

La otra detención se produjo una hora antes en el mismo barrio, pero esta vez en la avenida de Finisterre. Agentes de la Policía vieron a dos personas paseando. Al saber que uno tenía ya tres denuncias, por no respetar el confinamiento y por causar daños injustificados en mobiliario urbano y vehículos, lo detuvieron y el varón, de 31 años, quedó a la espera de pasar a disposición judicial. Su acompañante recibió una denuncia administrativa. 

Además, ayer la Policía denunció a otras 21 personas, y presentó sanción ante el juzgado por reincidencia para otra. En total el 092 lleva denunciadas a 638 por desobediencia, así como a siete establecimientos, dos individuos ante el juzgado y catorce detenidos.

El coronavirus acapara el 70%de las llamadas que recibe el 010