Los barrios periféricos no notan una mejoría en el alumbrado navideño

Luces de Navidad en la avenida de Pablo Picasso, en Elviña | quintana
|

El alumbrado navideño de este año, para el que se incrementó el presupuesto destinado por el Gobierno local, prometía llegar a todos los barrios de la ciudad. Así lo hizo, pero tras su instalación y encendido, no ha cumplido las expectativas de las zonas periféricas, que cada año piden un reparto más equitativo de los ornamentos. O Castrillón, Monelos, Ciudad Vieja, Eirís, Elviña, Os Castros... todos ellos coinciden en lo mismo: las luces de Navidad aumentan en el centro de la urbe, pero no sigue la misma tendencia en los barrios. 

“Lo único que pedimos es que haya algún árbol decorado, ni siquiera pedimos que todas las calles tengan luces”, dice el presidente de la asociación de vecinos de Elviña, Leandro García. Y es que, tal y como indica, en este barrio “solo hay cuatro puntos de luz en Salvador de Madariaga y en la avenida de Pablo Picasso, que solo llegan a la altura del Gadis”. Para García, además, esta campaña ha estado marcada por la falta de interés del Ayuntamiento, “que no informó en ningún momento del alumbrado”. En O Castrillón y Monelos tampoco están contentos. “Las avenidas de la Concordia y Monelos prácticamente no tienen alumbrado y eso que son calles principales”, sostiene la presidenta de la Asociación de Comerciantes de O Castrillón, Eirís y Monelos (Acocem), Estrella Pérez. Aún así, agradece que en la plaza de Pablo Iglesias se hayan instalado luces en un árbol y una figura de un oso, ya que se trata de un punto de encuentro de los más pequeños.

Eirís y Os Castros
Esta sensación negativa también se traslada a Eirís, donde la presidenta del colectivo vecinal, Mónica Díaz, señala que “hay tantas luces en todo el barrio de Eirís como en la calle de Durán Loriga”. Sin embargo, desde esta zona periférica destacan que “no se trata de un asunto primordial en los tiempos que corren”. 

En Os Castros también notan la falta de ornamentos navideños, aunque reconocen que en esta ocasión sí que ha aumentado la cantidad de luces instaladas. “Hay zonas que está bien, pero se olvidaron de algunas calles, por lo que tendría que ser más equitativo”, comenta el presidente de los vecinos, Paulo Sexto. “Pintor Villar Chao y la calle de Posse apenas tienen iluminación, y eso que son zonas comerciales”, dice. Sexto insiste en un mayor “equilibrio”, pese al aumento de luces.

Los barrios periféricos no notan una mejoría en el alumbrado navideño