Decenas de detenidos en Hong Kong tras intensificarse las manifestaciones prodemocracia

HKG17. Hong Kong (China), 30/11/2014.- Police clear pro-democracy protesters from Lung Wo Road, next to the Hong Kong Chief Executive's Office, part of the Central Government Office complex that the protesters are trying to surround, in Hong Kong, China,
|

Las protestas prodemocracia en Hong Kong mostraron su lado más violento tras enfrentamientos que se saldaron con medio centenar de personas detenidas y 40 heridas, mientras que una orden judicial autorizaba ya el desalojo del campamento principal de los manifestantes.
El movimiento de desobediencia civil, que trató de intensificar en la noche del domingo su campaña cercando los edificios gubernamentales ubicados en el distrito central de Admiralty, sufrió ayer un nuevo revés judicial.
El mandato judicial autoriza ahora el desalojo de buena parte de la zona ocupada, donde a día de hoy más de dos mil tiendas de campaña permanecen en las calles. Al afectar a parte de las vías donde se asientan los manifestantes, el auto supone una amenaza para la continuidad de las protestas, y obedece a una demanda interpuesta por una empresa de autobuses de transporte escolar afectados por los cortes. La semana pasada, acatando otra orden dictaminada por el Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong, policía y funcionarios judiciales pusieron fin a los 60 días del asentamiento del barrio de Mong Kok.
El auto judicial llegaba horas después de que Hong Kong viviera una de las noches más tensas entre manifestantes y policía desde las primeras protestas prodemocracia hace 66 días. Y es que miles de manifestantes fueron convocados en la noche del domingo por las organizaciones líderes de facto del movimiento, Scholarism y la Federación de Estudiantes de Hong Kong, las cuales pidieron a los congregados que vinieran provistos de artículos de protección, como mascarillas, cascos y paraguas para aumentar sus protestas, dirigidas hacia las dependencias gubernamentales. Durante más de doce horas, cientos de policías y manifestantes se enfrascaron en duros enfrentamientos.
La Policía hizo uso de nuevo de gas pimienta, chorros de agua y porras para contener a los cientos de participantes, que empujaron las barreras policiales en al menos tres ocasiones a lo largo de toda la noche.
Imágenes de lo acontecido muestran a decenas de personas reducidas por los agentes, así como a policías cargando con porras contra los concentrados. Por su parte, la oficina del Gobierno de Hong Kong acusaba a los manifestantes de atentar contra las fuerzas de seguridad.

Decenas de detenidos en Hong Kong tras intensificarse las manifestaciones prodemocracia