El Chuac atendió en 2012 una media de 422 urgencias al día

|

La conselleira de Sanidad, Rocío Mosquera, admitió ayer la existencia de problemas estructurales en las Urgencias del hospital de A Coruña y también los inconvenientes que causan las obras en el centro, si bien insistió en que se solventarán cuando acaben, pero negó que se hayan producido recortes en personal sanitario.

La conselleira respondía así a una pregunta parlamentaria del diputado por Pontevedra Carlos Aymerich, en su último pleno representando al BNG.

Mosquera explicó que desde hace unas semanas, como es habitual en esta época del año, se produjo un repunte en las urgencias, a lo que hay que unir el problema de la falta de espacio, que causa una “saturación” que dificulta las condiciones de trabajo de los profesionales y la prestación de la asistencia a los pacientes.

Para solucionar estas dificultades estructurales, subrayó, se están realizando las obras de ampliación del servicio de urgencias, para lo cual el Gobierno las licitó y comenzaron en diciembre de 2010.

La conselleira informó de que en el servicio de urgencias del hospital coruñés desarrollan su labor 231 profesionales, cinco más de lo que recoge su plan funcional, mientras destacó que se cubren el cien por ciento de las bajas. El año pasado el servicio atendió 154.700 casos, lo que arroja una media de 422 diarios, un 4 por ciento más que en 2011.

 

El Chuac atendió en 2012 una media de 422 urgencias al día