Embarba torea al Madrid y mantiene con vida al Rayo

deporte campeón-2019-04-29-009-65c083f7
|

Veintidós años después de aquel 19 de febrero de 1997, el Rayo, con un gol de Adrián Embarba de penalti, volvió a ganar al Real Madrid en Liga y sumó tres puntos vitales que le mantienen con vida en Primera a falta de tres jornadas.


En la previa del partido, Paco Jémez, entrenador del Rayo, advirtió de que el Real Madrid era mejor que ellos en todo, salvo en una cosa, “la necesidad”. Precisamente por eso, el equipo vallecano saltó al césped con una marcha más que su rival, al que desde el principio sometió a un ritmo muy alto de juego.

Con la baja por lesión de su jugador más en forma, Karim Benzema, Zinedine Zidane dio la titularidad a Mariano Díaz en el ataque y en la portería también sorprendió la apuesta por Courtois, que relegó al banquillo a Keylor Navas.


El que primero avisó fue el Madrid con un disparo cruzado de Marcelo que despejó Alberto, uno de los jugadores más destacados del Rayo durante todo un partido que fue trepidante de inicio a fin.

Las mejores ocasiones en la primera parte fueron del Rayo y en casi todas participó su futbolista más imaginativo, José Ángel Pozo.


A los 22 minutos, y tras recurrir al VAR, González Fuertes pitó penalti por una falta de Vallejo sobre Javi Guerra. Embarba, desde los once metros, acertó con su disparo.


Con ventaja en el marcador, el Rayo aprendió de sus errores de antaño, cuando nada más ponerse por delante se echaba atrás y jugaba a merced de su rival. En esta ocasión no lo hizo y siguió tuteando al Real Madrid.
En la segunda parte, el equipo vallecano salió del vestuario en busca del segundo gol y por el costado izquierdo de Alex Moreno y Bebé volcó su juego poniendo en aprietos a Carvajal y también por delante a Ceballos, que fue sustituido por Brahim.


El partido se empezó a convertir en un ir y venir de acciones rápidas.

Paco Jémez movió su banquillo buscando pausa con Medrán y Álvaro García.

Embarba torea al Madrid y mantiene con vida al Rayo