Asesinado a tiros en Brasil a un biólogo español por sus denuncias contra la caza ilegal

Alonso Hernández defendía las especies en extinción efe
|

El biólogo español Gonzalo Alonso Hernández, quien vivía en el estado de Río de Janeiro, fue asesinado a tiros, crimen que, según la Policía, pudo deberse a sus denuncias sobre caza y deforestación ilegal, informaron ayer fuentes oficiales.
Alonso Hernández, de 49 años, fue hallado sin vida en una cascada del Parque Cunhambebe, en el distrito de Lídice, donde vivía con su esposa, Maria de Lurdes Pena Campos. Su cuerpo fue encontrado el pasado lunes por un vecino de la zona y, según confirmó la Policía, tenía impactos de bala en la cabeza.
El biólogo trabajaba en el Instituto Terra y prestaba servicios de consultoría en asuntos ecológicos en el Consejo Municipal de Medio Ambiente de Lídice.
Su esposa declaró que Alonso Hernández había tenido serias discusiones con cazadores furtivos, extractores de palmitos y ganaderos que operan en forma ilegal en el Parque Cunhambebe.
El comisario Marco Antonio Alves, a cargo del caso, declaró a periodistas que la primera hipótesis es que haya sido asesinado debido a su defensa del medio ambiente en la zona.
“Alonso Hernández defendía especies en extinción, combatía la caza predadora en el parque y hay testigos que dijeron que eso estaba molestando a muchas personas”, declaró Alves. El jefe de Policía dijo que la esposa no supo más del biólogo desde el pasado domingo, cuando la llevó hasta la terminal de autobuses de Lídice, desde donde ella viajó hacia Río.

Asesinado a tiros en Brasil a un biólogo español por sus denuncias contra la caza ilegal