El índice de víctimas mortales por incendios en viviendas en Galicia es inferior al estatal

Un guardia civil contempla el incendio en una casa de la localidad pontevedresa de Arbo | aec
|

Un total de 175 personas perdieron la vida en España a causa de un incendio en 2016, lo que supone un aumento de los fallecidos del 22,4 por ciento con respecto al año 2015, según el estudio ‘Víctimas de Incendios en España 2016’, presentado ayer por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).
En el caso gallego, fueron nueve las personas que fallecieron por incendios en ese ejercicio. Galicia presenta, así, un índice de víctimas mortales de 3,31 por cada millón de habitantes, próximo a la media (3,76 por cada millón de personas).
El informe, que consistió en una encuesta detallada a todos los Servicios de Bomberos españoles complementada con datos de causas proporcionados por los Institutos de Medicina Legal, destaca que casi el 80 por ciento (133) de las víctimas mortales se produjeron en viviendas, 23 fallecidos más en este entorno que en 2015 (un 21% más).

Descenso en las actuaciones
Asimismo, refleja que el año pasado registró un descenso del 10 por ciento en el número de actuaciones referentes a incendios (122.828) respecto a 2015, lo que supone la cifra de incendios más baja en lo que va de década. Sin embargo, los incendios en viviendas aumentaron un 3,2%
A pesar del aumento de los fallecidos, España tiene un índice de fallecidos por incendios de 3,76, dato que sitúa al país como el tercero con menor ratio de fallecidos por fuegos. “El índice de España de fallecidos por incendios es uno de los mejores de todo el mundo por la estructura y el trabajo diario de nuestro equipo de bomberos”, señaló ayer durante la presentación del estudio el director de Prevención y Seguridad de la Fundación Mapfre, Jesús Monclús.
La causa más destacada de los incendios con víctimas mortales en viviendas es la de los aparatos productores de calor (27,8%), seguida de los producidos por hábitos de fumar (12,8%) y de los originados por la electricidad (12%).
Además, el estudio señala que la principal causa de muerte en los incendios es la intoxicación, ya que el 64,9 por ciento de las víctimas (111) han fallecido directamente por haber respirado los gases generados en el incendio. Las quemaduras ocupan la segunda causa (31,4%).
“Podemos evitar muchas víctimas mortales si pudiéramos mejorar la detección de incendios. El detector de incendios nos permite reaccionar para intentar atajar el fuego, en todos los hogares debería haber detectores de incendios”, aseguró Monclús, que también destacó que hay que tener cuidado con la ventilación, ya que “cualquier elemento que tenga llama exige ventilación”.
En este sentido, el director de Prevención y Seguridad advirtió también de que la intoxicación por monóxido de carbono “provoca la llamada muerte dulce”.

El índice de víctimas mortales por incendios en viviendas en Galicia es inferior al estatal