A Ribeira, primera obra de drenaje marino automático en España

El Ideal Gallego-2019-05-09-015-985362ea
|

“Control” a las obras de A Ribeira. El Ayuntamiento de Betanzos y  el Ministerio de Fomento supervisaron las últimas actuaciones en O Malecón, donde incidieron en la importancia de una intervención que el Gobierno del Estado pone como modelo, al ser “la primera obra hidráulica de drenaje marino automático” que se acomete en España. 

La alcaldesa, María Barral Varela, mantuvo un encuentro con técnicos del Ministerio de Fomento para “repasar y supervisar” las obras para evitar las inundaciones, que concluirán en unos días, y destacar su envergadura “desde el punto de vista técnico”, precisaron desde Betanzos. Un sistema pionero que “va a permitir solventar un problema de inundaciones que llevaba años afectando a la ciudad y, en particular, a los vecinos de A Ribeira”.

En este momento, en el entorno se realizan tareas de aglomerado, que continuarán durante esta semana con la previsión de que, si el tiempo lo permite, puedan acabarse y abrir  el tráfico en O Malecón da Ribeira. 

Luego –explicó la alcaldesa– quedarán pequeñas actuaciones que se concretarán con el Ayuntamiento de Betanzos, pero que “no interfieren ni en la circulación ni en el grueso del proyecto”, precisó María Barral.

Seguimiento
Atrás quedan unos meses intensos, de numerosas comprobaciones técnicas, por lo que, explicó la alcaldesa, María Barral, “tengo que agradecer a los responsables de Carreteras, a Fomento y a la Delegación del Gobierno la preocupación y el seguimiento que hicieron de esta obra, vital para acabar con un problema de inundaciones que los betanceiros llevábamos años padeciendo”.

La de A Ribeira ha sido una obra distinta a otras por  varios motivos, pero sobre todo por una cuestión técnica, en tanto no se actuó con un presupuesto cerrado dada su complicación: “Había que ir comprobando que las soluciones técnicas funcionaban, hacer un seguimiento de las mareas, que ya se había hecho con anterioridad al inicio de los trabajos, pero que durante los mismos era necesario realizar también; noches a pie de obra… en las que incluso he comprobado de primera mano cómo se realizaba ese seguimiento y se corregían parámetros…”, indicó María Barral. Además, la intervención también significó una mejora integral de todo el litoral de A Ribera.

La actuación se desarrolló a través de un procedimiento administrativo de carácter urgente y, entre otras obras, se procedió a la construcción de un nuevo colector para la recogida de aguas pluviales, que se instaló a lo largo de O Malecón da Ribeira en un tramo de más de medio kilómetro de longitud; y a la instalación de válvulas para evitar la entrada del agua del río cuando subiese la marea, que era la principal problema uno de los barrios tradicionales de Betanzos.

A Ribeira, primera obra de drenaje marino automático en España