Mercedes hace doblete y Alonso gana seis plazas

NSZ020. Shanghai (China), 12/04/2015.- British Formula One driver Lewis Hamilton of Mercedes AMG GP crosses the finish line to win the Chinese Formula One Grand Prix at the Shanghai International circuit in Shanghai, China, 12 April 2015. EFE/EPA/DIEGO AZ
|

 

La victoria de Lewis Hamilton en el Gran Premio de China, acompañado en el podio por su compañero Nico Rosberg y por el rival directo de ambos, Sebastian Vettel, devolvió la imbatibilidad a Mercedes, mientras que Fernando Alonso consiguió remontar seis puestos.
El asturiano lo hizo a pesar de correr en apariencia bastante relajado, dada su relativamente menor presión en estos momentos iniciales del desarrollo de su MP4-30, sumado a que salió del decimoctavo lugar de la parrilla, y a que se aprovechó también de una carrera llena de incidencias, con cuatro retiradas.
La tercera de ellas, de hecho, estuvo cerca de afectarle, aunque pudo evitarlo fácilmente, y perjudicó a su compañero Jenson Button, que perdió el alerón frontal derecho de su monoplaza cuando trataba de adelantar a Pastor Maldonado a seis vueltas del banderazo a cuadros.
El bicampeón español, que iba detrás, pudo pasar a ambos sin dificultad, lo que le permitió adelantar a Button, que había salido un puesto por delante de él, y aunque finalizó la carrera uno por detrás de Alonso, luego fue sancionado por el incidente y terminó decimocuarto.
Los dos McLaren consiguieron al menos su objetivo, que era terminar la carrera por primera vez los dos esta temporada, y además lograron hacerlo acabando en la mitad de la tabla, un resultado probablemente algo mejor de lo esperado. La principal meta de ambos era seguir siendo recoger la mayor cantidad de información posible sobre el coche, y Alonso llegó a dejarse adelantar varias veces sin resistencia durante, por el propio Button y por su antiguo compañero Ferrari Kimi Raikkonen.
Hamilton, a pesar de algunos problemas técnicos, que volvieron a elevar alarmantemente la temperatura de su asiento cuando aún estaba a 20 vueltas del final, consiguió hacerse con la victoria número 35 de su carrera, después de encabezar todas las pruebas del fin de semana.
Esta victoria de fortalece la posición del piloto inglés, vigente campeón, como líder de la clasificación general, que con los 25 de China suma ya 68 puntos. Y con ello devuelve a Mercedes el aura de superioridad que mantiene desde que el año pasado (cuando ganó el Mundial de constructores y, con Hamilton, el de pilotos), y mostró que la victoria de Vettel en Malasia pudo ser un espejismo, fruto de las altas temperaturas.
Tuvieron que retirarse, por distintas averías, Nico Hülkenberg, por un problema en su caja de cambios; Daniil Kvyat, por incendio del motor; Pastor Maldonado, al fallarle los frenos tras el toque con Button; y Max Verstappen.
Este último vio cómo su coche se llenaba de humo y le fallaba la potencia al cruzar la curva 16, la última del trazado, por lo que quedó varado en el lado derecho de la recta principal de la pista en su vuelta 54 de 56, lo que hizo que la carrera acabara con bandera amarilla.
La cuarta prueba del Mundial será el Gran Premio de Bahrein, que se disputará entre el 16 a 19 de abril.

Mercedes hace doblete y Alonso gana seis plazas