Los policías testifican que la denuncia de la violación no les pareció fingida

GRAF1093. PAMPLONA, 15/11/2017.- Agustín Martínez, abogado de tres de los jóvenes acusados de supuestamente haber violado grupalmente de una joven de 18 años en los Sanfermines del 2016, accede al Tribunal Superior de Justicia
|

Los cuatro agentes de la Policía Municipal de Pamplona que atendieron a la joven madrileña de 18 años que denunció una violación grupal en los Sanfermines de 2016 ratificaron ayer que la actitud de la chica no les pareció fingida.
Según dijo al término de la tercera sesión del juicio el abogado de la acusación, Miguel Ángel Moran, no se produjeron contradicciones en la declaración de estos agentes, que testificaron durante dos horas y media.
Esta es la tercer jornada del juicio que se sigue en Pamplona contra los cinco integrantes de un grupo de jóvenes sevillanos, que se autodenominaban “la manada”, acusados de violar repetidamente a la joven y de grabar y difundir las imágenes de su acción. La joven testificó el martes por espacio de casi cuatro horas y, aunque no se conoce el contenido de sus declaraciones, se sabe que ratificó su denuncia.
La denuncia, presentada en los sanfermines de 2016, dio lugar a manifestaciones multitudinarias en Pamplona y varias capitales vascas en contra de la violencia sexual contra las mujeres, en especial durante las fiestas.
Ahora, la polémica continúa y se extendió también a las redes sociales, con numerosas muestras de rechazo por haber admitido el tribunal un informe de unos detectives que siguieron a la chica días después de la violación. El informe cuestiona la gravedad del incidente basándose en que la chica parecía hacer vida normal.
Los tres agentes explicaron su papel en la identificación de los acusados en el callejón de la Plaza de Toros a la hora del primer encierro de los sanfermines.

Antes habían sido identificados por las cámaras que hay en el recorrido del encierro por agentes de la Policía Municipal, el mismo cuerpo que sobre las 03:30 horas fue alertado de que una pareja había encontrado a la chica llorando en un banco de la Avenida Roncesvalles, escasos minutos después de producirse la agresión grupal en un portal próximo.
Para las sesiones de mañana y pasado, cuarta y quinta, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra citó a declarar a otro nueve agentes de la Policía Municipal de Pamplona y cuatro más de la Policía Foral.
También están llamados para hoy tres testigos: el portero de un hotel, una vecina del portal número 5 de la calle Paulino Caballero, donde ocurrieron los hechos, y la persona que encontró el móvil de la joven.

Los policías testifican que la denuncia de la violación no les pareció fingida