El Gobierno lanza un mensaje de “tranquilidad absoluta” sobre Popular

El Ejecutivo destaca que las entidades españolas están saneadas | Rafael Marchante (reuters)
|

El Gobierno lanzó ayer un mensaje de “tranquilidad absoluta” sobre la situación de Banco Popular, una entidad que está en un proceso abierto de venta o ampliación de capital, según destacó el ministro portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo recordó que Banco Popular pasó las pruebas de estrés del pasado verano y en estos momentos, a pesar de las dudas del mercado, no existe en el Gobierno “ninguna preocupación mayor”.
Insistió en que Banco Popular es un banco privado y el sistema financiero español es de los más sólidos de Europa gracias a las medidas acometidas por el Ejecutivo, que supusieron un esfuerzo extraordinario de saneamiento de los balances.

Acciones
Banco Popular sufrió el jueves la segunda mayor caída bursátil de su historia y perdió casi el 18% de su valor, con lo que las acciones marcaron un mínimo de 0,50 euros, por los rumores sobre una posible intervención europea si es incapaz de encontrar un comprador. Banco Santander, BBVA y Bankia son algunas de las entidades que se han interesado por la entidad financiera presidida por Emilio Saracho, aunque ninguna de ellas ha presentado una oferta en firme por Banco Popular, a la espera de conocer sus necesidades de provisiones.


En la sesión de ayer, las acciones de Banco Popular cerraron a 0,41 euros, lo que implica una caída del 17,4% en la jornada y representa un retroceso bursátil del 38% en la última semana.


La capitalización bursátil de Banco Popular ha caído en más de 1.000 millones de euros en la última semana y se sitúa ligeramente por encima de los 1.700 millones euros al cierre de la jornada de ayer. Tras iniciar la sesión con subidas cercanas al 5% y liderar los avances del selectivo madrileño, los títulos de Banco Popular han experimentado a primera hora de la tarde un descenso superior al 20% que arrastró el precio de la acción hasta los 0,37 euros. Finalmente, Popular cerró a 0,41 euros por acción, lo que supone registrar nuevos mínimos históricos e implica una caída del 75% en los últimos doce meses.


Los analistas consideran que las caídas son un indicio de que el mercado cada vez otorga menos credibilidad a la posibilidad de una adquisición por parte de otra entidad financiera.

El Gobierno lanza un mensaje de “tranquilidad absoluta” sobre Popular