La Xunta realizará 100.000 test para conocer la inmunidad de los gallegos ante el coronavirus

El Ideal Gallego-2020-04-18-006-88d4ecf7
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que la próxima semana comenzará en Galicia un estudio epidemiológico sobre el Covid-19 que llegará a 100.000 gallegos en dos fases. 

En una conferencia de prensa telemática, al término de la reunión semanal del Ejecutivo gallego, Núñez Feijóo explicó que se trata del mayor estudio realizado en Galicia y que dará una imagen suficientemente fiable de la extensión de la enfermedad en la Comunidad, ha dicho.

Además de esta medida, el Consello de la Xunta ha resuelto la continuidad de 1.100 contratos de suministro con la Administración por un valor total de 413 millones de euros, así como una nueva partida de 1.750 ordenadores personales y kits de conexión a internet para que los alumnos con menos recursos puedan seguir las actividades no presenciales, puesto que la vuelta a las clases está casi descartada. 
También ha autorizado un nuevo contrato de emergencia de compra de material sanitario, entre otro, 700.000 mascarillas y 63.500 test de doble banda, los más fiables, que se sumarán a los 30.000 ya recibidos y que se están usando para hacer pruebas a sanitarios, pacientes en UCI u hospitalizados y personal en residencias. 

En cuanto al estudio epidemiológico, Núñez Feijóo ha explicado que la primera fase comenzará a finales de la próxima semana con 50.925 pruebas, a las que seguirán, una vez transcurridas cuatro semanas, otras tantas pruebas, hasta superar ligeramente las cien mil muestras. 

En caso de que una persona dé positivo será preciso realizar una prueba PCR para confirmar el diagnóstico y, en todo caso, se le pedirá a la persona que hasta que realice esa segunda prueba se aísle en su domicilio.

Proceso de selección
Las personas serán seleccionadas aleatoriamente, con criterios representativos, por el Instituto Galego de Estatística (IGE) que facilitará listas a Sanidad y de ahí a los centros de salud. 

Desde estos centros de salud se llamará a las personas seleccionadas para someterse a la prueba da carácter voluntaria y que podrá ser en sus instalaciones -si la persona se puede desplazar- o a domicilio.

En caso de que la persona seleccionada lo rechace, se llamará a otra, previamente designada también por el IGE, y si ya se hubiese sometido a una prueba y hubiese dado positivo no hará falta que la vuelva a realizar.

Para estas pruebas la Xunta utilizará los test enviados por el Gobierno central, ya que esos sí sirven para un estudio epidemiológico, pero no para un diagnóstico directo, ha explicado el presidente gallego. 

Núñez Feijóo ha defendido la necesidad de hacer este estudio para estar “lo mejor preparados posible” para tomar decisiones sobre una eventual vuelta a la normalidad, tras el periodo de confinamiento y de restricciones de movimiento.

En cualquier caso, ha apelado a “no bajar la guardia” pese a que los datos demuestran que se está conteniendo la fase más aguda de la pandemia, ya que “mientras no haya una vacuna eficaz los rebrotes son un riesgo”. 

Ha señalado que este estudio, además, será compatible con el que supuestamente elaborará el Gobierno y del que carece de datos, más allá de que podrían ser 4.000 muestras en Galicia, que se sumarían las 100.000 previstas por el Ejecutivo autonómico. 

Cuestionado por la información que ofrece la Xunta sobre contagios y fallecidos en residencias, criticada por los grupos de la oposición, Núñez Feijóo ha dicho que se somete “a cualquier comparación” con otra comunidad autónoma y ha pedido “no crear confusión”. 

Feijóo critica a Caballero
“Hay políticos cuya única responsabilidad en esta pandemia es opinar o hacer comentarios y se debería ser más responsable”, ha dicho preguntado expresamente por el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero. 

En esta línea ha defendido el recuento que hace la Xunta, que ofrece “el número de fallecidos cada día en hospitales o residencias”, mientras que otras comunidades no lo hacen, por lo que ha insistido en reclamar datos conjuntos al Ministerio para poder ponderar la situación. 

Además, ha vuelto a defender su propuesta de que los niños puedan salir de sus viviendas, aunque con limitaciones y acompañados a pasear a la calle, una propuesta que en estos momentos en Galicia es “razonable”, ha opinado. 

También se ha pronunciado acerca de la polémica sobre el fin del curso escolar y ha cargado contra el Ministerio de Educación por no querer cumplir con sus “obligaciones”.

Sobre el curso escolar, Feijóo ha defendido que le gustaría, si la situación epidemiológica lo permite, una vuelta presencial a las aulas en las últimas semanas de este curso.

La Xunta realizará 100.000 test para conocer la inmunidad de los gallegos ante el coronavirus