Inés Rey arrebata a la Marea seis de los siete distritos en los que ganó en 2015

Sin título-2 copia
|

El baile de cifras que se vivió en la noche electoral para decidir la fuerza más votada, el PP (que al final resultó ganador) o el PSOE, se hace más gráfico al analizar las decisiones pormenorizadamente. Ambos partidos y candidatas, la popular Beatriz Mato y la socialista Inés Rey, se rifaron prácticamente seis zonas censales,

mientras que el PSOE se llevó otras cuatro sin competencia dejando a Marea Atlántica –a la que le arrebató seis de los siete distritos que consiguió en 2015– como tercera fuerza en todos los puntos de la ciudad a excepción del distrito 5, en Riazor, Labañou y Los Rosales, donde el BNG se adelantó.


A Coruña es bicolor por los datos absolutos, aunque más de la mitad del municipio tira al rojo PSOE, como se puede extraer de los datos del escrutinio facilitados ayer por la Delegación del Gobierno. El distrito 1, el de La Marina y la Ciudad Vieja, arrojó un triunfo incontestable de Beatriz Mato, que se llevó el 40% de las papeletas emitidas, mientras que el número 2, correspondiente a Zalaeta, Monte Alto o Adormideras se convirtió en un fuerte amurallado para Inés Rey, al llevarse el 31% del apoyo vecinal. 


Cada una de las candidatas a la Alcaldía se impuso en el distrito en el que está situada la sede de su partido y, además, los vecinos de la popular –que votó en el Palacio Consistorial de María Pita– la respaldaron mayoritariamente (con un 32% de los votos que se contaron en el Ayuntamiento). 


Curiosamente, los que compartían colegio electoral con la cabeza de lista del PSOE, que acudió al Instituto de Zalaeta, se decantaron por su principal oponente dándole un 10% más de impulso. Pese a ello, esos barrios fueron para Rey, de manera que se creó una suerte de resultado “cremallera” hasta el distrito 6 turnándose uno y otro partido las estadísticas como fuerza mayoritaria con la otra en el segundo lugar y la Marea de Xulio Ferreiro desinflándose hasta la tercera posición, en algunas mesas a mucha distancia. 


En el caso de Os Castros, Matogrande y Monelos, repitió protagonismo a que se adivina como posible alcaldesa a través de los pactos, y tal fue su poder que incluso en las mesas del Centro Cívico de San Diego, donde participó el regidor en funciones se llevó el primer puesto, seguida por Mato. 


Lo mismo ocurrió en el centro cívico de O Castrillón, donde depositó sus papeletas el líder del BNG, Francisco Jorquera, que quedó en cuarta posición. El PSOE reeditó apoyo mayoritario en los distritos 8, 9 y 10 con el PP aguantando el tirón.

Anécdotas
En el 3 ganó el PP en todas las mesas menos en una y en el 4 el PSOE se impuso en la mayoría, sobre todo, en la Sagrada Familia. Una del Instituto Fernando Wirtz vivió casi un triple empate entre las tres fuerzas que han conseguido más ediles electos. 

En el distrito 5, el Hogar de Santa Margarita –lugar elegido por la candidata de Ciudadanos, Mónica Martínez, para acompañar a su número 2 a votar– no resultó un talismán ya que de allí se llevaron 25 votos, mientras el PP arrasaba. El PSOE hizo lo propio en las cuatro mesas del Ágora, ubicado en una zona más obrera. 


En Eirís, perteneciente al distrito 8, los vecinos que opinaban en las cinco mesas del centro cívico dieron su beneplácito al PSOE como futuro Ejecutivo municipal. 

En el caso de la zona correspondiente al 9, los que fueron convocados al centro cívico de Mesoiro auparon al PSOE y el equipo de Xulio Ferreiro fue la segunda formación más votada en los siete puntos habilitados. 

Nulos y blancos
Pero en estas elecciones también hubo quien decidió no acudir a los colegios electorales o que mostró su parecer a través de votos nulos, un total de 544, o en blanco (812). 


Los residentes de Os Castros, Monelos y Someso fueron los más inconformistas, con 143 nulos y 155 en blanco. En el lado contrario, con mayor convicción por una u otra lista, se mostraron los coruñeses de O Ventorrillo, Bens y Nostián.

Inés Rey arrebata a la Marea seis de los siete distritos en los que ganó en 2015