El hombre que disparó a su exmujer será acusado de intentar matar también a su hija

|

El Ideal Gallego-2011-07-10-007-0f374fb2

  a. barbadillo > a coruña

  El ciudadano de origen marroquí detenido en junio del año pasado por disparar a la cara a su mujer en las inmediaciones de la Domus será juzgado por intentar matar, no solo a la que durante años había sido su compañera, sino también a una de sus hijas. Finalizada ya la investigación, la causa penal ha sido remitida a la Audiencia Provincial, en espera de que la Fiscalía emita su escrito de acusación, que a la vista de los informes de la Policía Científica, incluirá dos intentos de homicidio y no solo uno.
En el juicio saldrán a relucir los análisis efectuados por el departamento de balística, que son los que llevaron al instructor, el titular del juzgado especializado en violencia sobre la mujer, a sospechar que el hombre imputado pretendía acabar con sus dos familiares. La conclusión se desprende del estudio de las trayectorias de las balas, que iban dirigidas a puntos distintos y, en uno de los casos, se disparó en paralelo al suelo y a baja distancia, lo que podría corresponderse con la estatura de la menor.
En el informe elaborado por la Policía Científica se tiene en cuenta también el hecho de que fueran dos las balas que aparecieran en el escenario, una en el suelo y una segunda incrustada en el faro de un autobús que estaba aparcado frente a la Domus.

Suicidio > Las pruebas científicas ponen en duda la versión que el detenido aportó, una vez que pudo declarar tras recuperarse del delicado estado de salud en que quedó al beberse, horas después de los hechos, un litro de líquido anticongelante. Ante el juez, el hombre rechazó que su intención fuera hacer daño a su descendiente, y en cuando al tiro que descerrajó contra su expareja, afirmó que su idea era usar el arma de fuego contra sí mismo en presencia de su familia, pero que llegado el momento perdió la cabeza.
Según expuso al magistrado, aquel mediodía se había citado con su exesposa, que había empezado una nueva relación con otro hombre, y una de sus hijas con la idea de quitarse la vida ante ellas.
Antes quería entregarle un regalo a la niña, así que cuando vio que la mujer traía a otra de las menores, se desestabilizó. Se enfureció e inició con ella una discusión en el curso de la cual sacó la pistola y efectuó, según aquella declaración, un único disparo dirigido contra su excompañera sentimental. Contra su hija, negó haber apuntado o haber tenido intención de hacerle daño.

Hospitalizado > Preguntado acerca de por qué huyó y por qué usó el líquido anticongelante para intentar quitarse la vida, el hombre afirmó que perdió los nervios al asimilar lo que acababa de hacer y, más áun, al percatarse de que había perdido el cargador del arma.
Escapó a la carrera pero, horas después, continuó con su plan de matarse, y para ello ingirió el producto químico que le mantuvo varios días en coma y semanas hospitalizado, grave, en la UCI. De hecho, la primera declaración judicial la prestó en el propio centro sanitario, y no fue hast meses después que pudo completarla e ingresar de forma provisional en prisión, en espera de un juicio que llegará en los próximos meses.
En la explicación que dio al juez acerca de lo sucedido también aportó las razones que le llevaron hasta allí: alegó que desde que su mujer lo había abandonado meses atrás vivía en un furgón y mezclaba ingentes cantidades de alcohol con la medicación que tenía prescrita para la depresión.
Según llegó a asegurar al magistrado instructor, la noche anterior a los hechos bebió una botella entera de ginebra.


 

El hombre que disparó a su exmujer será acusado de intentar matar también a su hija