Rechazada una propuesta para defender la flota gallega ante los descartes

El portavoz de pesca del grupo Popular en el Parlamento Gallego, José Manuel Balseiro. EFE/Archivo
|

La comisión parlamentaria para Asuntos Europeos del Parlamento gallego ha rechazado una propuesta del BNG para defender la presencia de Galicia en las negociaciones pesqueras de la UE y, particularmente, en la política de descartes.

La iniciativa fue apoyada por los tres grupos de la oposición y votada en contra por el PPdeG, cuyo portavoz, José Manuel Balseiro, resaltó que se trata de una cuestión que ya se lleva a la práctica con el Gobierno de su partido.

El portavoz del Bloque, Daniel Rodas, señaló que su propuesta pretende que Galicia "tenga presencia donde se toman las decisiones" y calificó el acuerdo sobre descartes como "una vuelta de tuerca más" contra la flota gallega.

Rodas denunció que el sector gallego pierde constantemente peso relativo y puso el ejemplo de los 300 barcos que faenaban en el Gran Sol, que ahora son 87, de manera que consideró que todos los acuerdos sobre Pesca de la Unión Europea tienen "efectos dramáticos" para Galicia, sometida su flota a "condiciones injustas y leoninas".

Por ello, criticó el "beneplácito" del ministro Arias Cañete al acuerdo de prohibición escalonada de los descartes en la PPC 2014-2020, un entusiasmo -dijo- "que contrasta con las posiciones del sector".

Para el proponente, la "única finalidad" de esta medida es "eliminar la flota gallega, que es moderna, competitiva, altamente profesional y generadora de una gran actividad económica, de la cual Galicia es altamente dependiente".

Para oponerse a la iniciativa se manifestó el portavoz del PPdeG, José Manuel Balseiro, a pesar de su acuerdo sobre las pretensiones de defensa de la flota gallega, en la que dio la "bienvenida" a los grupos de la oposición, "aunque demasiado tarde", porque son posiciones que aprobó el propio PPdeG en el Parlamento gallego con el voto en contra de los otros grupos.

Así, recordó acuerdos del pleno de la Cámara de marzo de este año y junio del pasado sobre la flexibilización del calendario de descartes y una postura unitaria ante la reforma de la Política Pesquera Común.

En cuanto a la postura del ministro Arias Cañete, Balseiro acusó al portavoz del BNG de "retorcer" y "manipular" sus palabras, ya que su satisfacción -dijo- fue expresada por haber conseguido impedir la política de descarte cero desde el primer momento, lo que sería "inasumible" para la flota gallega.

Una situación que, a su entender, varió por la negociación desarrollada por los Gobiernos central y autonómico.

Sobre la representación de Galicia en las negociaciones pesqueras, afirmó que es lo que ocurre en los últimos cinco semestres consecutivos, frente a la situación con el Gobierno anterior, en que "en Europa nos representaba una Comunidad sin mar", en referencia a Extremadura.

Finalmente, insistió en los votos negativos de la oposición en los casos citados, les dijo a los diputados de los otros grupos: "Votan en contra de todo y son rehenes de lo que votaron" y reiteró, para explicar su voto que el Parlamento ya se ha pronunciado sobre estos asuntos.

Tanto la socialista Marisol Soneira, como Juan Manuel Fajardo, de AGE, apoyaron la propuesta que finalmente fue rechazada.

La primera recordó que el Reino Unido siempre lleva en su representación a Escocia para debatir los asuntos pesqueros, sentenció que el modelo de descartes que se pretende "solo se le puede ocurrir a alguien que no sabe lo que es un barco o lo que es pescar" y concluyó que es importante que a la Unión Europea le llegue una posición unitaria de Galicia.

Finalmente, Fajardo sostuvo que la política pesquera europea "es un riesgo para nuestra flota" y criticó el sistema de "cuotas transferibles", que llevará a que pesque quien tiene capacidad financiera y no profesional.

También defendió que los barcos cuenten con mecanismos técnicos para evitar los descartes y la sobreexplotación y criticó que se hayan recortado los fondos de investigadores vigueses que estudiaban nuevos modelos que los evitarían.

Rechazada una propuesta para defender la flota gallega ante los descartes