Los de Mohamed, obligados a disipar las dudas creadas

GRAF7897. VIGO, 01/10/2018.- El delantero del Celta de Vigo Iago Aspas (d) con el balón ante el centrocampista esloveno del Getafe Nemanja Maksimovic durante el partido de la séptima jornada de Liga que disputan en el estadio Balaídos
|

El técnico argentino ya sabe que la exigencia es máxima en el equipo gallego. Se lo recordó su público tras el último partido y también el presidente Carlos Mouriño esta semana.

“La esencia de nuestro juego creo que podemos tenerla. No estamos preocupados, de momento”, puntualizó el máximo accionista.

Ese “de momento” describe la desconfianza que dentro del club hay en el proyecto de Mohamed, sobre todo porque en la junta directiva de la entidad celeste están convencidos de que el argentino dispone de una “extraordinaria” plantilla para cumplir el objetivo de clasificarse para disputar la competición europea de cara a la próxima temporada.

El no tener un estilo propio y el continuo cambio de jugadores es lo que no ha gustado en el club del preparador olívico, que únicamente ha repetido tres veces el mismo once titular en los encuentros disputados.

Hoy volverá a retocar su equipo porque, más allá de la lesión que sufrió esta semana el centrocampista danés Mathias Jensen, su idea es regresar a la línea de tres defensas centrales –Araujo, Cabral y Roncaglia– con la que empezó el campeonato. Hugo Mallo y David Juncá serán los carrileros, con Lobotka y Fran Beltrán como organizadores en el centro del campo.

Junto a los indiscutibles Iago Aspas y Maxi Gómez actuará en el Sánchez Pizjuán Pione Sisto, quien regresa a la titularidad tras su suplencia en los partidos ante el Valencia y el Getafe.

Los de Mohamed, obligados a disipar las dudas creadas