El Celta gana en Valladolid y llega con esperanza a la última jornada

instante en el que cabral marca el gol ayer tras un gran remate de cabeza efe
|

El Celta de Vigo ganó al Real Valladolid en Zorrilla por 0-2, un resultado que unido a las derrotas de Deportivo y Zaragoza, y el empate del Mallorca, le permite llegar a la última jornada con 34 puntos y opciones de salvarse.
El Celta comenzó el duelo con una tímida presión en medio del campo que el Real Valladolid salvaba con comodidad, lo que le servía para dominar el balón y combinar con soltura aunque con excesiva parsimonia.
No obstante, el conjunto que dirige Abel Resino, acuciado por necesidad, se percató de ello y pasó a vigilar más de cerca a la medular blanquivioleta al tiempo que empezó a mover el esférico con mayor inteligencia.
El Celta mejoraba con el paso de los minutos y rondó el primer gol de la tarde con un cabezazo de Augusto que sacó Peña bajo palos y después de un par de rechaces dentro del área. Inmediatamente después, Alex López no conectó bien un buen centro raso de Augusto.
Jugadas que avisaron del peligro que acechaba al Real Valladolid, pues el conjunto vigués se adelantó en el minuto 27 de partido tras el rechace de un córner. Augusto peinó en el primer palo un centro de Krohn-Delhi que finalmente remató con la testa al fondo de la red Cabral.
El Real Valladolid acumuló varios disparos antes de que un golpe entre Larsson y Javi Varas acabase con el portero del Celta abandonando el campo por lesión en el brazo izquierdo que parece una luxación de codo.
Le suplió el juvenil e internacional sub 19 Rubén Blanco, quien respondió bien en su primera intervención a disparo de Manucho antes del descanso.
En la reanudación, Iago Aspas falló un mano a mano con Jaime pero no erró el penalti que decretó Estrada Fernández por mano de Marc Valiente. Su disparo, fuerte y por el centro.
Tras el tanto, el Valladolid intentó dominar pero sufría demasiado con cada ataque vigués. Un disparo de Krohn-Delhi que tocó Jaime, golpeó en el larguero y botó, tal vez detrás de la línea de gol, fue la ocasión más clara del Celta en el segundo tiempo ante un Valladolid que intentó maquillar el resultado pero que se mostró demasiado espeso. n

El Celta gana en Valladolid y llega con esperanza a la última jornada