Un preso provoca el pánico en el Chuac al enfrentarse al personal que lo estaba tratando

|

Un preso de Teixeiro protagonizó un violento incidente el lunes pasado en el Complejo Hospitalario Universitario. El suceso tuvo lugar en la UCI de Coronaria, donde estaba bajo observación. Al parecer, el sujeto tenía antecedentes de comportamiento agresivo de días anteriores, pero solo estaba custodiado por un agente de la Policía Nacional, que necesitó refuerzos para evitar que agrediera al personal sanitario tratando de arrojarles todo lo que estaba a su alcance, incluido instrumental médico. 
Los hechos fueron denunciados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) que asegura que  provocaron “pánico generalizado” entre el personal sanitario, así como en el resto de pacientes ingresados, además de una grave perturbación en el funcionamiento de la Unidad de Cuidados Intensivos. Según su relato, fue durante la noche del lunes cuando tuvieron lugar los hechos. El jefe de la sala operativa del 091 ordenó que la custodia del preso, a pesar de sus antecedentes violentos, la realizara un único agente, a pesar de que tenía que salir fuera del módulo destinado a los reclusos. 
“La actitud mostrada por el recluso en todo momento era despectiva, con amenazas, insultos y toda clase de improperios tanto al personal sanitario, visitantes, como al personal policial encargado de su custodia”, aseguran desde el sindicato policial, que añaden que la situación se volvió “insostenible” cuando intentó arrojar instrumental médico y todo aquello que tenía a su alcance contra el personal que se encontraba en la sala. El policía encargado de la custodia tuvo que solicitar apoyo urgente para poder controlar la situación y los primeros en acudir fueron los componentes de la patrulla que está asignada a la zona. 

un mínimo de dos
A pesar del tumulto que provocó, el incidente no dejó ningún herido que lamentar, porque los policías consiguieron reducirlo antes de que la situación fuera a mayores pero, como señala el SUP,  “eso no garantiza que en caso de continuar con las custodias unipersonales” pueda volver a darse un caso parecido, y con un desenlace diferente. “Podría haberse evitado ordenando que las custodias a reclusos efectuadas fuera del módulo hospitalario sean realizadas siempre y en todo momento por dos agentes”, afirma la portavoz sindical Sandra Castro.
El problema es que no siempre puede haber dos agentes disponibles. La responsabilidad del traslado de los presos enfermos desde el centro penitenciario al hospital corresponde a la Guardia Civil pero, una vez allí, son custodiados por agentes de la Policía Nacional, y el SUP asegura que esta clase de incidentes están directamente relacionados con “la falta de personal en la Comisaría”, lo que resulta peligroso no solo para los propios policías, sino para los sanitarios.

Un preso provoca el pánico en el Chuac al enfrentarse al personal que lo estaba tratando