La Policía rescata en el Orzán a un hombre que se negaba a salir del agua pese al fuerte oleaje

|

La Policía Municipal evitó el pasado viernes lo que podría haberse convertido en una nueva tragedia en el Orzán, al sacar del agua a un hombre que caminaba por la orilla sin importarle el fuerte oleaje que se registraba en aquella jornada. Ocurrió poco antes de las cuatro de la tarde, cuando las patrullas fueron comisionadas para trasladarse al arenal tras recibirse una llamada que alertaba del peligro que sufría este ciudadano, debido al temporal.
Tal como indican desde el cuerpo municipal, al llegar, los agentes observaron a un hombre de unos cuarenta años, vestido únicamente con el traje de baño y con una mochila al hombro, que caminaba dentro del agua en dirección a la coraza del Orzán. Como indican, a consecuencia de las olas, en ocasiones llegaba a estar sumergido hasta la cintura.
Los policías bajaron al arenal y, después de identificarse, le requirieron que saliese del agua. Como relatan desde el 092, el sujeto hizo caso omiso de las advertencias, con lo que los agentes se aproximaron y, aprovechando un despiste en que se aproximó a la orilla para hablar con ellos, fue agarrado y forzado a salir del agua, para abandonar así la zona de peligro.
Entonces, informan las mismas fuentes, el hombre comenzó a hablar de forma inconexa, hasta el punto de que las respuestas que aportaba hicieron a los agentes sospechar de algún tipo de trastorno mental.

a comisaría
La teoría quedaría confirmada momentos después, cuando el hombre fue trasladado a dependencias policiales para poder ser identificado de forma fehaciente –no lleva documentación encima– y evitar que pudiera volver a poner en peligro su vida. Durante el traslado, facilitó a los agentes la dirección donde se alojaba  su familia, en la zona de Riazor, así que fue conducido hasta en un coche patrulla.
Una vez en el domicilio, fueron sus parientes quienes confirmaron que el hombre, de 45 años, se encontraba a tratamiento psiquiátrico. Según manifestaron a los policías locales, se encontraba pasando unos días de vacaciones en la ciudad junto a su madre. 

La Policía rescata en el Orzán a un hombre que se negaba a salir del agua pese al fuerte oleaje