El comité de empresa de Cespa advierte: “Estamos a veinte minutos de la huelga”

Los delegados sindicales de Cespa se reunieron ayer con la concejala de Medio Ambiente por espacio de hora y media | javier alborés
|

La negociación del pliego de condiciones del nuevo contrato de recogida de residuos ha chocado con un escollo: la localización donde deben ubicarse las instalaciones de la empresa concesionaria. Según el documento, la base debe estar a 20 minutos como máximo de A Coruña, pero STL, el sindicato mayoritario del comité de empresa de la actual concesionaria, Cespa, cuyos trabajadores serían subrogados, exige que sea dentro del término municipal de A Coruña. El secretario general de STL, Miguel Ángel Sánchez, tras salir de una reunión con la concejala de Medio Ambiente, María García, fue tajante: “Estamos a veinte minutos (especificados) de la huelga”. 
“Especificados” hace referencia a que el sindicato presentó un recurso de impugnación al entender que esos veinte minutos se deben tipificar y detallar. “No son lo mismo veinte minutos por un trayecto que por otro. No es lo mismo conducir de día que a las doce de la noche”, argumenta Sánchez y recuerda que el Gobierno local incluyó en el pliego ese tiempo pensando en el turno de noche, como si no se trabajara también durante el día.
“Ante todo, y por encima de todo, no vamos a permitir bajo ningún concepto que los trabajadores, siendo del término municipal de A Coruña  trabajando para A Coruña, para el Ayuntamiento, barriendo las calles de la ciudad herculina, se nos lleve para otro lado y se nos pague el mismo plus de transporte”, declaró Sánchez, que recordó que 64 de sus compañeros se desplazan en bus, bicicleta o andando a su lugar de trabajo actual: las instalaciones de Cespa en el polígono de A Grela. Todos ellos se verían afectados. 
Por supuesto, se podría aumentar el plus de transporte, pero el portavoz de los trabajadores no parece conforme con esta solución: “La base está en que aunque me paguen más estaríamos incurriendo en una vulneración de convenio colectivo”. Sánchez se pregunta si el plus sería lo suficiente alto como para poder volver en taxi desde Ledoño, por ejemplo porque “a las doce de la noche no hay autobuses a Ledoño, Arteixo o ya puestos, en el término municipal de A Coruña”.
Libre concurrencia 
Por su parte, la concejala de Medio Ambiente opinó que la reunión marchó bien: “Se trata de precisar algunha cuestión recollida nos pregos que para nós está suficientemente clara, sobre a ubicación das instalacións fixas”. García reconoce que dichas instalaciones tienen que estar próximas a la ciudad pero recuerda que el pliego tiene que garantizar que puedan concurrir al contrato diferentes empresas.
Que se sepa, la única que cuenta con unas instalaciones de ese tipo en A Coruña es Cespa, la actual concesionaria. De ahí que García señale: “Non podemos limitar demasiado a ubicación porque afectaría á libre concurrencia”. Los trabajadores propusieron añadir en el pliego un solar  a disposición de la contrata pero eso supondría tirar a la basura el pliego de condiciones y empezar de nuevo, con lo que no estaría listo hasta el año que viene, así que al Ayuntamiento no le agrada esta solución. 
De momento, todo está en el aire, pero Sánchez fue muy claro: “No queremos dinero, que nadie se confunda. Lo que queremos es desarrollar nuestra actividad dentro del término municipal. En esto nos plantamos”. l

El comité de empresa de Cespa advierte: “Estamos a veinte minutos de la huelga”