La Xunta anuncia que comprará o impulsará la rehabilitación de Pescadería a través del plan Rexurbe

el ideal gallego-2019-05-08-011-9328b0d0
|

A Coruña será una ciudad Rexurbe en cuestión de unos meses. La conselleira de Medio Ambiente e Vivenda, Ángeles Vázquez, anunció ayer por sorpresa que su departamento trabaja para incluir el barrio de la Pescadería entre esas áreas antiguas a rehabilitar en la provincia, más allá de los cascos históricos de Betanzos y Ferrol. La Xunta apoyará las reformas particulares pero también se postula como virtual compradora de algunos inmuebles.  


La Consellería de Vivenda está a punto de poner en marcha la nueva ley de rehabilitación gallega y, por ello, la responsable del departamento, Ángeles Vázquez, acudió ayer a la sede de la Asociación  Provincial de Empresas de la Construcción de La Coruña (Apecco)  para explicar que el marco normativo “persegue o obxectivo de frear o abandono dos nosos cascos históricos e incentivar as políticas de rehabilitación”. Para ello, la Xunta tratará de comprar algunas propiedades por el valor catastral o por el 50% de este y también reducirá la burocracia para aquellos dueños que quieren reformar. 


“Para moitos permisos os concellos poderán dar licencia directa”, incidió, pero lo cierto es que a la ciudad le tocará más de cerca la expansión del plan Rexurbe, ya en funcionamiento en Betanzos. 


Aunque la línea de subvenciones de este año ya ha salido, la consellería ya está “facendo os estudos de carácter administrativo para que a zona da Pescadería da Coruña tamén sexa Rexurbe”. El objetivo es que este mismo año haya propietarios que se puedan acoger a las ayudas para empezar obras o vender de manera privada o a la administración  pública. 


El presidente de Apecco, Diego Vázquez Reino, añadió que la recuperación de los cascos históricos y el rural será fundamental porque la llegada del AVE “vai xerar que Galicia poida ser un obxectivo de segunda vivenda”, poniendo un nicho de mercado sobre la mesa. La conselleira también habló de una cuestión que se está persiguiendo en la ciudad: los grafitis. “Queremos cidades limpas e sen pintadas e, por primeira vez, establécense sancións que van entre os 300 e os 150.000 euros”, advirtió.

La Xunta anuncia que comprará o impulsará la rehabilitación de Pescadería a través del plan Rexurbe