Grandes empresarios prevén una caída del coste laboral del 1,5 por ciento en dos años

El presidente del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), César Alierta (d), junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell (i), durante la presentación hoy del informe "España emprende y exporta", en Madrid. EFE
|

Las grandes empresas españolas valoran que España tenga la fuerza laboral con "menores costes" en comparación con sus principales socios europeos y auguran que entre 2013 y 2014 habrá una caída acumulada del 1,5 % del coste laboral unitario.

El informe "España emprende y exporta" elaborado por el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) en el que están presentes las 15 grandes empresas españolas y el Instituto de Empresa Familiar asegura que mientras en Alemania el coste laboral unitario subirá el 2,9 % entre este año y el que viene, en España seguirá cayendo.

El estudio ha sido presentado por el presidente del CEC y dirigente de Telefónica, César Alierta, así como por el presidente de la CEOE, Juan Rosell, quienes han elogiado el aumento de la competitividad de la economía española y han reconocido que en parte se debe a la reducción de los costes salariales.

En este sentido, las grandes empresas estiman que la fuerza laboral española es entre un 12 % y un 30 % menos costosa que en países comparables, como Alemania, Francia e Italia.

"Gracias a las ganancias de competitividad desde 2008 los costes laborales unitarios han aumentado un 15 % menos en España que en Alemania, Francia e Italia", asegura el informe.

Alierta ha elogiado que España haya ganado competitividad frente a los países tradicionalmente exportadores, gracias en parte al valor añadido de los productos, pero también por la caída del coste laboral unitario.

El director del CEC, Fernando Casado, ha sido tajante al asegurar que "la reducción de los costes laborales ha favorecido la competitividad", al mismo tiempo que Alierta ha precisado que el coste laboral unitario es inferior en España que en Alemania dado que la renta per cápita española también está por debajo de la alemana.

Grandes empresarios prevén una caída del coste laboral del 1,5 por ciento en dos años