El 092 denuncia siete delitos contra la seguridad vial en menos de 24 horas

Copia de El Ideal Gallego-2016-02-24-006-0fc94e2e
|

La semana comenzó cargada de trabajo para la Policía Local, que descubrió a una cantidad impropia de infractores graves para tratarse de un lunes laborable. En el transcurso de unas pocas horas,  los agentes municipales denunciaron hasta siete delitos contra la seguridad viaria, tanto por conducir bajo los efectos del alcohol como por hacerlo sin el permiso. Desde las dos de la madrugada hasta las once de la noche, las sanciones se sucedieron una detrás de otra.
El primer incidente tuvo lugar a las dos y cuarto de la madrugada en un control de velocidad que los agentes municipales estaban efectuando delante de la Fábrica de Tabacos. A un vecino de Oleiros de 50 años que circulaba sin permiso de conducir, al ver a los agentes, no se le ocurrió otra cosa que aparcar unos pocos metros antes y echar a correr. Los policías, por supuesto, le alcanzaron poco después y fue denunciado no solo por no tener el permiso, sino por llevar una navaja.
Tanto el arma como el vehículo le fueron arrebatados. Este último fue inmovilizado y trasladado al depósito municipal mediante una grúa. 

bebidos
El siguiente caso se descubrió porque el conductor hizo un giro prohibido en el cruce de San Andrés y Santa Catalina a las cuatro y veinte de la madrugada. El hombre, de 37 años, parecía haber ingerido alcohol, y un test practicado por la unidad de Atestados confirmó la primera impresión de los agentes. Otro incidente tuvo lugar en el Paseo de Ronda, por donde un vecino de 31 años circulaba bebido a las cinco de la madrugada. Tras ser sancionado,  del volante se ocupó su acompañante. Media hora más tarde, otro conductor daba positivo en Galileo Galilei.
El último lo protagonizó un motorista que recorría la calle Miño sin placa de matrícula. La Policía Local lo seguía porque lo habían descubierto por la avenida de Montserrat circulando sin la iluminación reglamentaria y consiguieron darle el alto. Una vez parado, descubrieron que, además, tampoco tenía el permiso de conducir en regla, porque le había sido retirado por una resolución judicial. Su motocicleta fue inmovilizada y de su trasladado al depósito municipal se encargó una grúa. n

El 092 denuncia siete delitos contra la seguridad vial en menos de 24 horas